El resultado correspondiente a mayo está apenas por encima del último relevamiento de precios a nivel nacional.


A tono con la leve desaceleración registrada a nivel nacional, la inflación en Santa Fe fue de 3,2% en mayo y así acumuló su segundo período consecutivo a la baja. El resultado se dio a conocer este martes y es la cifra más baja en lo que va del año.

De acuerdo al informe del Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (Ipec), la suba de precios en el último año fue de 57,7 por ciento. No obstante, la evolución mensual del indicador lleva cuatro meses sin aumentos y así sigue a la par de los datos que arroja el Indec en medio de la crisis actual.

La atención médica y los gastos en salud figuran entre los rubros que más se incrementaron por encima de la media. La suba de 5,2% sólo fue superada por el 5,7 por ciento correspondiente a educación. Por el contrario, los alimentos y bebidas fueron los que menos se encarecieron y el alza fue de 1,7% respecto de abril.

De acuerdo al Índice de Precios al Consumidor (IPC), la inflación acumulada en Santa Fe a lo largo de 2019 es de 19,1%. En este caso, el valor es apenas una décima porcentual menor al que refleja la estadística para todo el país.






Comentarios