Beneficiarios del plan nacional Salario Social Complementario aseguraron que les piden una parte del sueldo para fines que desconocen.


Los beneficiarios del plan nacional Salario Social Complementario denunciaron a las autoridades de la agrupación Libres del Sur de San Luis porque supuestamente les piden una parte del sueldo para fines que desconocen e incluso dijeron que los habrían obligado a participar de la campaña Avanzar – Cambiemos, de las últimas elecciones.

Llamativamente éstas denuncias de beneficiarios de planes, tanto del oficialismo como de la oposición, no son novedad. Todos aseguran que si se rehúsan a participar, son amenazados con quitarles el beneficio económico, siendo que a veces es el único ingreso familiar que tienen.

Mirá también: Habló el candidato puntano que trabajaba en el plan y fue despedido

Las denuncias policiales están radicadas en la Comisaría 2ª, de la capital puntana, y apuntan a Libres del Sur, agrupación que en San Luis está liderada por Joaquín Mansilla, Ariel Braverman, entre otros. Sin embargo, los reclamos también exceden a esa agrupación.

“La primera denuncia fue hecha en 2017, cuando a los beneficiarios se les pedía el 5 por ciento. El aporte en ese momento era de $200 pesos. Hoy es de $300 más $150 para la comida, que supuestamente hacen en los comedores y otros 50 pesos más (el plan es de 7.500 pesos). También son obligados a concurrir a actos políticos y si no van, son amenazados con la baja. Si la gente no da la plata que se le pide es agredida física y verbalmente por los coordinadores. A algunos que les sacaron el plan, les retuvieron la tarjeta y la clave para seguir cobrándolo”, aseguró Miriam Lucero a El Diario de la República. Ella es quien ayuda en la denuncia a las personas que integran la agrupación Barrios de Pie y también son beneficiarios del plan nacional.

Araceli Chianea, una de las beneficiarias, que ya hace dos meses habría dejado de percibir el dinero sin ningún aviso previo relató al mencionado medio: “Nos decían que si no dábamos los aportes, nos daban la baja. Era dinero que supuestamente servía para nosotros. Nos decían que se destinaba para la comida que nos mandaban, para el merendero donde trabajábamos, para la leche, el azúcar. Fueron contadas las veces que los productos llegaron en el camión. Fue un par de meses nomás, pero nosotros de todas formas seguimos pagando los aportes en vano, porque además terminamos comprando la mercadería de nuestro bolsillo. Nos amargó mucho la situación porque sentíamos que tirábamos la plata”.

Beneficiarios de planes denunciaron a Libres del Sur de San Luis.

Luego añadió: “Soy de San Francisco y estaba alquilando con mi madre y mis hermanitos, pero hace dos meses que no cobro el plan, así que nos tuvimos que ir. No me dijeron nunca nada, simplemente dejé de cobrar. No tenemos ningún otro ingreso”.

Otra mujer que está viviendo el mismo problema es Marisel Izaguirre: “Cuando dejé de pagar los aportes, nos quitaron el plan. Hace dos meses que no cobro. Yo vivo solamente con mis dos nenas y ese era el único ingreso que teníamos. Estamos pasando muchas necesidades”, confesó.

“Recuerdo que una vez no entregué el aporte porque separé esa plata para comprar cosas para mi hijo. El que nos cobraba me dijo que podía pagarlo al otro mes, pero en vez de $400 como correspondía me exigió que le pague 650, porque me demoré. Y si no le pagaba eso me daba de baja. Desde ahí que pagué siempre aunque me quedara corto para los pañales de mi hijo o los materiales para la casa precaria que tenemos en el barrio La República. Por miedo de enfrentarlos y que me saquen el plan, nunca me animé a hacer algo contra ellos”, recordó Juan Roldán, otro beneficiario perjudicado.






Comentarios