Después del despido de 14 trabajadores, la empresa se concentrará en molienda y despacho de cemento.


Tras una semana turbulenta, la cementera Loma Negra se reestructura y sigue operando en San Juan. La semana pasada la empresa paró sus hornos y despidió a 14 empleados porque, según la Asociación Obrera Minera, ya no era rentable producir en la provincia. Sin embargo, este jueves a través de un comunicado anunciaron que readecúa sus operaciones en su planta ubicada en la provincia cuyana y se concentrará desde ahora exclusivamente en molienda y despacho de cemento.

La decisión de continuar operando en San Juan tiene por objeto ratificar nuestro compromiso con la provincia, en la que estamos hace décadas, y minimizar el impacto en la comunidad, que reconoce a Loma Negra a un actor responsable y solidario. Continuaremos atendiendo a los clientes de manera normal. La información ya fue comunicada a las autoridades provinciales y al gremio”, dijeron fuentes de la compañía.

La crisis económica que atraviesa el país alcanzó a la principal cementera de Argentina. Todos los años la empresa hace reparaciones en los hornos, pero tras la grave situación financiera que golpea al país este año decidieron no invertir en refacciones. Además echaron a 14 de los 70 operarios que trabajan en la plana.

Esto nos golpea a todos, San Juan ha sido una isla respecto de la crisis de todo el sector industrial del país, pero llegó lamentablemente. Las malas decisiones políticas influyen en nuestros compañeros. Hace pocos años la empresa iba a poner la planta modelo de Sudamérica y las condiciones que vivimos ahora hacen que apaguen los hornos”, comentó en su momento Iván Malla, titular de AOMA, a Tiempo de San Juan.





Comentarios