Es el caso número 19 de la provincia de San Juan. Sostiene que recibe constantes amenazas contra él y su familia.


Victor de la Cruz es el nombre del transportista que se convirtió en el caso número 19 de coronavirus de San Juan. Después de haber sido diagnosticado con la enfermedad aseguró que “se le vino el mundo abajo”. Ahora salió a hablar para pedir piedad contra él y su familia ya que asegura que los amenazan de muerte constantemente.

El transportista dialogó con Diario Huarpe y contó cómo fue que terminó enterándose que tenía el virus y la catarata de amenazas que recibió cuando su nombre se filtró en las redes sociales. “Cuando me dijeron que tenía el virus, pensé en mi nieta que tiene solamente 17 días de vida. Se me vino el mundo abajo”, relató. Es que el camionero había estado trabajando en Mendoza y La Rioja, de donde traía gas y lavandina hacia su provincia. Según explicó, tenía un estricto protocolo sanitario que incluía no bajarse nunca del camión y desinfectar toda su ropa en el garaje de su casa al llegar. De todas formas se contagió y le llovieron las amenazas de muerte contra él y su familia, a través de Facebook.

“Le pido a los sanjuaninos que no sean malos y no discriminen, yo fui a trabajar, no a traer el virus. Es más, creo que es inevitable que, tarde o temprano, todos se terminen contagiando”, aseguró. De la Cruz fue detectado en uno de los controles semanales que se le practican en San Juan a todos los camioneros. “Yo llevo un calendario estricto de controles, cada 7 días me hago un test rápido o una PCR”, detalló.

El transportista llegó a San Juan un viernes y recién el lunes siguiente le tocaba hacerte el estudio en el Estadio del Bicentenario, lugar que el Gobierno de San Juan dispuso para testear a los trabajadores que salen de la provincia. El martes, se enteró que le había dado positivo y comenzó el calvario. Es que no sólo se filtró su nombre sino que además tuvieron que aislar a toda su familia, con la que había estado el fin de semana.

Este viernes se supo que ninguno de los contactos estrechos de De la Cruz estaba contagiado. “Sigo asintomático, me siento bien y, por el momento, no contagio la enfermedad según me dijeron los médicos. Igualmente todos mis familiares están aislados”, concluyó.

Cabe destacar que San Juan es una de las provincias del país que ya está en la fase 5 del aislamiento. Las actividades deportivas de liberaron, el comercio y el sector gastronómico. Si conserva su estatus sanitario, los chicos volverían a la escuela el próximo 10 de agosto. En parte es gracias a los testeos masivos que se implementaron para salir a la “caza” de los casos positivos.




Comentarios