La delincuente que cursa su octavo mes de embarazo gozaba del arresto domiciliario desde el 1º de Mayo.


La polémica por la liberación de presos, beneficios y morigeraciones de penas a raíz de la expansión del coronavirus en territorio nacional se retomó fuertemente en Mar del Plata ya que una embarazada beneficiada con arresto domiciliario, lo violó y volvió a delinquir.

La delincuente que cursa su octavo mes de embarazo gozaba del arresto domiciliario desde el 1º de Mayo y en la tarde del miércoles fue detenida acusada de hurto en grado de tentativa en perjuicio de un jubilado.

Según la reconstrucción del caso que publicó el sitio Loquepasa, la mujer identificada como Débora Gisel Arias fue detenida en flagrancia y se constató que había incumplido su arresto domiciliario -vigente desde mayo- por una causa anterior en etapa de juicio por el delito de robo agravado en grado de tentativa y desobediencia.

Ante un puñado de los asistentes a un comedor barrial en la periferia de la ciudad, la delincuente robó dinero y pertenencias de un jubilado pero una persona advirtió su maniobra. Por su parte, el anciano contó que llevaba consigo el dinero de su jubilación, que había ido a cobrar horas atrás.

La imputada quedó a disposición de la fiscal Ana Caro de la Fiscalía de Flagrancia.

Fiscal Ana María Caro (Foto: El Recado)




Comentarios