La policía local agudiza los controles en las calles para detectar vehículos falsificados.


El día miércoles la División Sustracción de automotores se encontraba realizando controles para detectar la presencia de autos armados y dieron con un Fiat Duna dentro de un camión que llegó hasta la Portada de Esquel.

Luego de realizar las tareas pertinentes de verificación, se comprobó que el chasis estaba adulterado. Por este motivo el Duna quedó secuestrado e imputaron al individuo a cargo del automotor con residencia en Trevelin.

autos secuestrados durante la jornada del miércoles.

De la misma forma, en un control en Avenida Fontana y Almafuerte incautó un Peugeot 207 que poseía la numeración de chasis y motor falsificadas, además tenía la patente intercambiada con otro vehículo, en este caso el rodado pertenecía a una persona del barrio Badén.

fuente:Eqsnotas.com




Comentarios