El último viernes, el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, recibió en Casa de Gobierno a los intendentes del Frente de Todos. En la reunión, el mandatario habría dejado en claro que pretende eliminar las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) en la provincia y que además sumará un proyecto que integra la Ley de Lemas y las listas colectoras para las próximas elecciones.

La información fue publicada por Diario Huarpe e indica que comenzarían a trabajar con diferentes referentes de la política local para ver si se eliminan o no las primarias en las próximas elecciones provinciales. Incluso, ya se habría avanzado en esta línea y la eliminación de las PASO ya sería un hecho. Por este motivo, el viernes pasado se habría hecho la oficialización de la propuesta a los intendentes del espacio político oficialista e implementarían el sistema que integraría la reedición de la Ley de Lemas, o bien de las Listas Colectoras, algo que se usó en San Juan en elecciones pasadas.

De esta manera, la iniciativa ingresaría este mismo mes de diciembre a la Cámara de Diputados para su tratamiento y aprobación. La intención oficial es que en el 2022 todos los actores políticos de la provincia estén abocados a la gestión y no a las especulaciones políticas. Por otro lado, desde Diario Huarpe sostuvieron que también podría haber un adelantamiento de las elecciones, lo que podría servirle al oficialismo local para despegarse de la imagen nacional del presidente Alberto Fernández.

En la Ley de Lemas no sólo se vota a un candidato o una lista en particular sino que con el mismo voto se puede favorecer a otro candidato. Bajo este sistema, cada partido o alianza electoral sería un lema y así está la posibilidad de que existan sub-lemas, que son listas que también están encuadradas en el lema general. Es decir, es como una elección interna y general en el mismo acto eleccionario y rompería la lógica de que el candidato más votado es el ganador. Este sistema beneficiaría a los espacios de mayor estructura.

Las listas colectoras están integradas por distintos partidos políticos que presentan diferentes candidatos a una categoría de votación pero adhieren a una misma lista para otra categoría. Así, el candidato que reciba la adhesión de las diferentes listas, suma votos de distintos partidos sin necesidad de negociar y formalizar una alianza que los integra a todos, beneficiando a cada lista colectora gracias al “arrastre” del candidato al cargo de mayor jerarquía.