Dos familias de la provincia se adjudicaban ser las dueñas del animal. Todo terminó en una pelea.


Dos vecinas del barrio Nuevo Cuyo, en Rivadavia, una localidad al oeste de la provincia de San Juan, comenzaron con una pelea de lo más insólita que terminó con la intervención de la Policía. Según publicó el diario Tiempo de San Juan, la gresca se desencadenó por la propiedad de un perrito callejero de la zona. Es que ambas vecinas se adjudicaban ser las dueñas del can que, con todo el lío que se armó, terminó huyendo y perdido. “El inconveniente se produjo por dos vecinas que empezaron a discutir por la tenencia de un perro de la zona, hasta que la agresión paso a mayores cuando una de ellas le propino un golpe de puño en el rostro a la otra y de ahí se produjo una pelea entre ellas con golpes de puño y tirones de pelo”, aseguró el comisario Jofré al diario local.

Fue personal de la Seccional 34 de La Bebida, el que tuvo que terminar con la pelea en el barrio. “Las dos involucradas son una señora de 40 años de apellido Frías y una mujer mucho más joven de apellido Chavero, indicó el mismo portal web. Además, el mismo comisario expresó que nunca antes había existido un problema entre ellas y que el problema ocurrió este martes por la noche por el perrito callejero. Más tarde, ambas mujeres terminaron en la comisaría haciéndose denuncias cruzadas por las agresiones que se propinaron las dos. También dieron el fundamento de que el perro le pertenecía a cada una de ellas, lo que llamó aún más la atención de los uniformados de la zona.

Ahora, la pelea terminó con una causa judicial en el Segundo Juzgado Correcional, después de que la Policía detalle en un informe qué lesiones sufrió cada una en medio de la gresca. Mientras tanto, se desconoce el paradero del can y con quién pasó la noche.






Comentarios