Pasó en San Juan. Dos agentes y un cómplice cumplirán penas de 6 y 7 años en el Penal de Chimbas.


Este miércoles el juez de Flagrancia, Ricardo Grossi Graffigna, condenó a los policías sanjuaninos que junto a un amigo realizaron un allanamiento falso para robar $85 mil. Se trata del jefe principal del Comando Urbano José Morán, el sargento retirado Ricardo González y su cómplice Raúl Gélvez. Los tres llevaron adelante un procedimiento ilegal a principios de diciembre en una distribuidora del departamento Jáchal.

Pese a que los fiscales Guillén y Riveros habían solicitado penas más duras, el juez resolvió condenar a 7 años de prisión a Morán, y a 6 años de prisión efectiva a González y su cómplice Gélvez. Los tres cumplirán la condena en el Servicio Penitenciario de Chimbas. “Quiero pedir perdón a mis compañeros de la Fuerza y a mi familia. Esto ha sido un cuento nada más, todos podemos errar”, dijo Morán, minutos antes de la sentencia.

El caso de los “poliladrones” sanjuaninos fue noticia en los medios locales e incluso nacionales. Según publicó Tiempo de San Juan, los uniformados y un amigo simularon ser jueces y un agente de toxicomanía para fingir un allanamiento en un comercio del interior de la provincia. Presentaron una orden para revisar el local y para efectuar la detención de su dueño, José González, aunque para dejar sin efecto el procedimiento exigieron $200 mil. El hombre apenas entregó $88 mil y, cuando los sujetos escaparon, sospechando de la situación llamó a la Policía.

González pudo comprobar que todo era falso y denunció el caso. A la altura de Matagusanos los tres sujetos fueron identificados por un patrullero pero se dieron a la fuga. Recién ingresando a la ciudad, en Ruta 40, dos valientes policías pudieron retener a sus colegas. Además secuestraron armas de fuego y el dinero que habían robado.






Comentarios