El capitán canalla renovó su contrato con Central para luego acordar el préstamo por un año con el elenco brasileño.


Finalmente hubo acuerdo y Marco Ruben continuará su carrera en el Atlético Paranaense. El delantero extendió el vínculo con Central por un año más y fue cedido a préstamo al elenco de Brasil.

La dirigencia del Paranaense aceptó hacerse cargo de los impuestos del préstamo, algo que Central se negaba a pagar, y de esta manera destrabó la situación. Abonará u$s200 mil por el préstamo por un año, asegurándose una opción de compra por u$s1,5 millones.

Antes de irse, Ruben tuvo el gesto de renovar con Central, pese a que le quedaba poco de contrato, con el fin de que la entidad de Arroyito -que en su momento había hecho una gran inversión por el capitán- cobre algo por su ficha.

El equipo de Brasil quería al atacante para reforzar su delantera de cara a la próxima Copa Libertadores, a la que llega como campeón de la Sudamericana. Por su parte Marco hacía tiempo que buscaba un cambio de aire, después de un año plagado de lesiones, bajo rendimiento y problemas personales.






Comentarios