Ataque homofóbico en Corrientes: golpearon salvajemente a un joven y lo insultaron por su orientación sexual

Matías Godoy, una de las víctimas del ataque homofóbico en Corrientes.
Matías Godoy, una de las víctimas del ataque homofóbico en Corrientes. Foto: Facebook: Matías Godoy

Una pareja correntina fue víctima de una situación de odio a la salida de una fiesta. Matías y Mauricio denunciaron que un grupo de chicos los insultaron por ser novios, los dejaron con golpes en la cabeza y les robaron el celular.

El fin de semana, una pareja tuvo que vivir un ataque homofóbico a la salida de una fiesta en Corrientes. Matías Godoy denunció públicamente que el y su pareja fueron atacados a golpes mientras les gritaban “pu… de mier…”.

No es la primera vez que se dan a conocer casos de ataques de odio. Lamentablemente, estos hechos siguen sucediendo en la sociedad y esta vez le tocó a Matías y Mauricio, quienes además de los insultos y golpes, sufrieron el robo de un celular.

La declaración de Matías Godoy

A través de su cuenta de Facebook, Matías Godoy contó que el hecho ocurrió el domingo en el barrio Doctor Montaña. “Habíamos salido contentos de una fiesta con Mauricio, mi pareja, la primera salida juntos como novios. Íbamos de la mano hacia el puerto para esperar nuestro colectivo, cuando cruzamos la calle unos pibes que estaban sentados en la pancheria nos gritaron en forma de burla “ahí viene la pareja feliz”, entre otras burlas, no hicimos caso porque es algo de lo que nosotros, los homosexuales, ya estamos acostumbrados”, escribió el joven.

Después subieron al colectivo que los llevaba a casa, y las personas que les habían gritado también tomaron el mismo bus. “Todo el camino vinieron tranquilos, aunque cada tanto nos miraban, eso me hacía sentir un poco incómodo porque estábamos abrazados. Mauricio venía descompuesto y llegando al barrio no aguantó más y vomitó, yo lo ayudé sosteniéndolo y en eso me dio su celular para que lo sostenga”, contó Matías.

En ese momento, los chicos habían tocado el timbre para bajar del colectivo. “Ahí fue cuando uno de ellos se prendió por el celular de Mauricio, pero no pudo sacarme porque lo sostuve fuerte, por lo que hizo más fuerza y me tiró del asiento para comenzar a pegarme muy fuerte en la cabeza, me caigo al suelo y cuando levanto la mirada veo que entre 3 estaban pegando a mi novio”, agregó.

"Los golpes iban de la mano con gritos de odio hacia nuestra sexualidad que duelen más que los golpes", dijo Matías Godoy.
"Los golpes iban de la mano con gritos de odio hacia nuestra sexualidad que duelen más que los golpes", dijo Matías Godoy. Foto: Facebook: Matías Godoy

Sí, 3 contra 1 y cada golpe acompañado de ‘pu... de mier…’”, lamentó la víctima. Después, Godoy bajó para ayudar a Mauricio y con el chófer lograron separarlos. “Ellos corrieron con el celular por la avenida camino a Esperanza. Un par de cuadras después otro chico que también estaba en el colectivo se baja y cuando lo hace nos comienza a gritar “trolos pu... de mier…”, manifestó el chico.

La pareja tuvo que bajar mucho antes de la casa de Matías, ya que Mauricio estaba muy nervioso por la situación y quería ir a buscar su celular. “Ahí nos dimos cuenta que el mismo chico que bajó gritando cosas, nos había seguido y nos siguió hasta una cuadra antes de mi casa gritandonos “pu... de mier…” entre otras cosas más alentándonos para pelear, no le hicimos caso y entramos a mi casa urgente con miedo”, explicó el correntino.

Ahora los dos tienen golpes en la cabeza, que “por suerte no fueron graves y solo nos dejaron chichones, el labio partido, la cara con marcas, moretones en el cuerpo y varios raspones. Nada de gravedad, pero duelen igual”, aseguró.

Por último, Matías dijo que sabe que roban sin distinguir sexo, edad, sexualidad, entre otras características. Pero en este caso, “los golpes iban de la mano con gritos de odio hacia nuestra sexualidad que duelen más que los golpes. Pensé que ya se podía caminar de la mano con alguien de tu mismo sexo sin miedo, pero me equivoqué. Y como me dijo un amigo ‘lo peor de todo es que tenemos que conformarnos en agradecer que no pasó nada grave’”, concluyó la pareja de Mauricio.