Llegaban a recaudar cerca de $100.000 por día. El lugar estuvo bajo vigilancia policial durante cinco meses gracias a un llamado anónimo.


En medio de un gran operativo demolieron con una topadora un kiosco de droga que funcionaba en el norte de General Roca y tuvo tres allanamientos. El procedimiento se realizó por orden del juez federal, Hugo Grecca en calle Defensa al 4000. Participó el gobernador Alberto Weretilneck y el ministro de Gobierno Luis Di Giácomo.

Del operativo participó el gobernador Alberto Weretilneck y el ministro de Gobierno Luis Di Giácomo.

El lugar había sido allanado tres veces, uno por parte de la Policía Federal y dos por la Policía de Río Negro. El último fue el 14 de mayo y terminó con nueve personas detenidas, el secuestro de nueve kilos de marihuana y plantas de más de dos metros, cocaína, al menos 200 mil pesos, armas de fuego y municiones.

El hecho comenzó a investigarse tras una denuncia anónima al 0800-DROGAS que tomó conocimiento sobre la venta en un emplazamiento ubicado sobre las calles Defensa y la Garza. Tras cinco meses de tareas de inteligencia y vigilancia pudieron constatar la distribución de estupefacientes en un kiosco durante 24 horas. Los narcos ocupaban el lugar y tomaban turnos para realizar la venta.

El peritaje reveló que recaudaban cerca de $100.000 por día, pero la recaudación subía los fines de semana. Es la segunda demolición que se realiza en la ciudad. El anterior sucedió en marzo del 2018 cuando tiraron abajo uno de los puntos de venta de la banda que lideraba Javier Luna, señalado cómo uno de los líderes narco de Roca. Según publicó Río Negro.






Comentarios