Cuando la propietaria los descubrió forzando el portón de entrada, se excusaron diciendo que solo querían un vaso de agua.


Momentos de tensión y dramatismo vivió una mujer esta madrugada en el barrio Juan Felipe Ibarra, cuando empezó a sentir golpes en la vereda de su casa y al salir vio que dos sujetos estaban intentando forzar el portón, por lo que procedió a llamar a la policía.

Cuando de lejos les preguntó que necesitaban, ellos manifestaron que querían un vaso de agua, pero al avisarles que llamaría a la policía si no se retiraban, se dieron a la fuga. De todas maneras, la propietaria dio aviso a las fuerzas de seguridad.

Efectivos de la comisaría comunitaria N°4, que estaban haciendo un recorrido preventivo por la zona, encontraron a los dos muchachos a pocas cuadras del lugar y tras pedirle identificación, los detuvieron.

Uno de los individuos tiene 21 años y es de apellido Goitea, mientras que el otro es menor de edad. Ambos quedaron a disposición de la Fiscalía de turno, luego de que la mujer realizó la denuncia, indicó Diario Panorama.






Comentarios