El gobernador Omar Perotti se reunió este lunes con directores de hospitales provinciales para abordar el colapso sanitario en Rosario, Santa Fe y Rafaela. Tras la videoconferencia, la ministra de Salud, Sonia Martorano, sostuvo que el sistema “está absolutamente en su límite máximo” por el coronavirus.

//Mirá también: Médicos santafesinos pedirán más restricciones ante el colapso sanitario

“En los últimos 14 días se ha aumentado el número de camas, exactamente 50 camas ventiladas”, explicó la funcionaria sobre el escenario a nivel general. Si bien la ampliación representa un incremento de casi 5% en apenas dos semanas, todos esos lugares ya están ocupados en medio de la segunda ola.

La ministra enfatizó que “no hay capacidad de respuesta y ya no hay más capacidad de atención” en Santa Fe. A la hora de enumerar los factores, apuntó hacia la “gran agresividad del virus, la mayor cantidad de días de internación -promedio de 21 días- y población joven afectada” por el COVID-19.

//Mirá también: Santa Fe, Rosario y Rafaela tienen todas las camas de terapia intensiva ocupadas

“Estamos transitando un momento muy cercano al colapso”, comentó Martorano luego de las advertencias públicas que hicieron tanto funcionarios de su cartera como directores de los principales nosocomios públicos. Al mismo tiempo, confirmó que están “escuchando los pedidos de restricciones para trabajar en disminuir la tasa de contagios”.

Más temprano, Perotti también admitió que la situación sanitaria en Santa Fe es crítica a pesar de los recientes esfuerzos para aumentar la capacidad del sistema de salud mediante el plan de contingencia. “Todo lo se amplió, lo consumimos”, subrayó.