El Concejo Municipal aprobó un proyecto que obliga a los establecimientos a ponerla a disposición de los clientes.


El Concejo Municipal de Santa Fe aprobó una ordenanza que dispone que los comercios gastronómicos deberán contar con sal dietética con bajo contenido de sodio a disposición de los consumidores.

“Se entiende por sal dietética a las mezclas salinas sin aditivos aromatizantes que sean semejantes a la sal de mesa (cloruro de sodio), y que no contienen una cantidad superior a ciento veinte miligramos de sodio por cien gramos de producto”, señala el proyecto del concejal Carlos Pereira, según consignó LT10.

“Los envases de sal que serán puestos a disposición de los consumidores deben ser divisibles. Cada una de las unidades consideradas por separado debe tener la capacidad de contener no más de medio gramo de sal”, agrega el texto.

La ordenanza obliga, de ahora en más, a incorporar en las cartas de los menús la leyenda “El consumo excesivo de sal es perjudicial para la salud”, la cual debe estar en un lugar suficientemente visible y en letra clara.


En esta nota:

Sociedad Politica Dietas


Comentarios