Unidos por San Luis intimó este martes al Banco Supervielle de la provincia, que actúa como agente financiero del Estado provincial. Por un lado, le notificó a la entidad la existencia de la medida cautelar del juez Federal, Juan Esteban Maqueda y, por otro, se advirtió que no realice operaciones para el Gobierno que puedan eludir dicha resolución.

// Mira también La curiosa campaña de vacunación “contra el kirchnerismo” de Poggi

Días atrás, Maqueda había aprobado la medida de la oposición en que pidieron que no se entreguen más créditos ni planes en la Provincia por considerar que los mismos poseen fines clientelistas.

De esta manera, Supervielle fue intimado para que se “abstenga de realizar transferencias, giros o cualquier otra operación de características similares para con el Gobierno de la Provincia de San Luis”.

Para la oposición, esta “caja chica” que creó el Gobierno, es un engranaje clave de la maquinaria montada por Rodríguez Saá para que diversos funcionarios dispongan de fondos públicos de libre uso durante la campaña electoral de cara a las Elecciones Generales.

// Mira también Se espera una semana calurosa en San Luis