En su visita a Salta el lunes pasado, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, confirmó que las clases en la provincia comenzarán en marzo, y con un sistema bimodal, es decir mitad presencial y mitad virtual. Al respecto, al secretaria de Gestión Educativa, Roxana Dib, dio detalles sobre esta nueva modalidad que impone la pandemia que tiene en vilo al mundo.

La funcionaria detalló que la asistencia presencial será intercalada, es decir que mientras un grupo de estudiantes de un mismo grado (o año) curse en las aulas, el otro lo hará de manera virtual desde sus casas. “La idea es que un grupo venga el lunes, el martes otro, el miércoles otro o puedo seleccionarlo por semana, es decir, esta semana viene el grupo A, la semana que viene el grupo B, la semana que viene el grupo C”, detalló Dib en una entrevista con C4 Noticias.

La asistencia presencial será intercalada

Cada establecimiento educativo deberá determinar la cantidad por cada grupo dependiendo de su infraestructura. “Cada institución educativa va a ir diseñando su estrategia de acuerdo a las dimensiones y de acuerdo a los docentes”, agregó. Dib también recordó que frente a un caso sospechoso de COVID-19 se suspenderá la presencialidad y el Ministerio de Salud determinará cómo seguirá el dictado de clases.

La pandemia decretada el 10 de marzo de 2020 obligó a suspender las clases, y desde entonces los estudiantes no volvieron a las aulas. La educación se volcó a la virtualidad y tanto docentes, como alumnos y padres tuvieron que adaptarse a una realidad inesperada. Incluso hubo una gran cantidad de niños y jóvenes que no pudieron conectarse. Para este año, las expectativas están puestas en que se implemente un protocolo sanitario para que los estudiantes puedan retomar la presencialidad, incluso en Salta hubo marchas de padres pidiendo el regreso a las aulas. Todo dependerá de la cifra de contagios de coronavirus que se registren en las próximas semanas de cara a un posible rebrote.