Volvieron las clases presenciales en toda la provincia, excepto en dos de los nueve departamentos considerados dentro de la zona de alto riesgo epidemiológico: Metán y Rosario de la Frontera.

De acuerdo a lo informado por el Comité Operativo de Emergencia sobre la situación epidemiológica, Metán y Rosario de la Frontera, se encuentran en alarma epidemiológica por lo que se decidió que los establecimientos educativos trabajen de manera focalizada, procurando la educación en su modalidad virtual, desde el 31 de mayo hasta el 4 de junio.

Desde comienzo de año, los establecimiento educativos desarrollan sus clases bajo un sistema bimodal, que alterna la presencialidad con la virtualidad. Esto significa que los alumnos de todos los niveles asisten a las escuelas y colegios en determinados días de la semana en burbujas, para evitar la conglomeraciones, y el resto de las jornadas se complementan con material de estudio a través de plataformas. En el caso de las escuelas públicas, docentes facilitan las tareas impresas a los chicos.

Frente al crecimiento de casos positivos en Salta, el COE provincial revolvió adherir al DNU nacional que establecía la vuelta a fase 1 en las zonas con alto riesgo epidemiológico. Nueve departamentos de la provincia se encuentran en estado de alerta, y por este motivo desde el 23 hasta el 31 de mayo sus habitantes tuvieron que confinarme y cumplir con las restricciones. Las clases presenciales se suspendieron durante tres días, después del feriado del 25 de Mayo, y ahora se activaron.