Este martes, un llamado al celular del móvil policial del barrio Nueva Bahía Blanca, finalizó con 2 menores demorados.


A las 20.30 un llamado relató  por parte de un vecino que dentro de un predio en construcción, habría jóvenes arrojando piedras contra los ladrillos de una pared.

El personal policial luego de verificar el hecho, encontró a dos menores 15 años en el interior de la obra.  Además, los mismos tenían una mochila con los DNI, una botella de sidra, una botella de Fernet, siete alfajores, cuatro paquetes de pastillas y dieciocho atados de cigarrillos. 

La UFIJ de Menores Nº 1 solicitó que ambos menores, luego de ser notificados por los delitos de “violación de domicilio y daño” sean entregados a sus progenitores y/o tutor encargado. 






Comentarios