El jueves 24 de junio comenzó la edición 2021 de La Voz Argentina, uno de los realities shows más federales de la TV argentina y que permite lucir los talentos de jóvenes (y no tan jóvenes) en el prime time. Y en esta primera semana de emisión fueron seis los mendocinos y mendocinas que pudieron cantar ante el jurado (Lali, Mau y Ricky, Soledad Pastorutti y Ricardo Montaner); además de emocionar a todo el país con sus historias de vida y de superación.

// Mirá también: Quién es Esperanza Careri, la mendocina que participa en La Voz Argentina.

Con picos de rating que se acercaron a los 30 puntos, los mendocinos y las mendocinas que ya desfilaron por el escenario del programa conducido por Marley (emitido por Telefe a nivel nacional y por Canal 9 Televida en Mendoza) cautivaron a los músicos que deben armar sus equipos, y también a los televidentes.

Mau y Ricky, dos de los jurados de La Voz Argentina.captura

Un dato llamativo es que los cuatro mendocinos que ya han sido seleccionados son del departamento de San Martín, en el Este provincial.

Los seleccionados

Una de las actuaciones que tuvo en el centro de la escena a un mendocino y que más dio que hablar por sus repercusiones posteriores fue la del tatuador y skater de San Martín, Marcos Olaguibet.

El joven, de 27 años, deslumbró con su interpretación de Don’t look back in anger (clásico de Oasis) y, a ciegas -así es el formato del programa, ya que los jurados deben dejarse guiar por su canto y elegirlo (si así lo desean) de espaldas- cautivó a Lali Espósito, Mau y Ricky y Soledad Pastorutti. Fueron ellos quienes pulsaron el botón para girar sus asientos y postularse como posibles coaches del simpático y extrovertido joven sanmartiniano. Y finalmente, al tener que decidir, Marcos optó por los hermanos Mau y Ricky Montaner, hijos de Ricardo Montaner y quien es otro de los jurados del programa.

Marcos Olaguibet, el joven mendocino que entró a La Voz Argentina.Captura del vivo.

Entre tantas repercusiones que generó su actuación, una de las más sobresalientes fue cuando La Sole confesó que una reina nacional de la Vendimia oriunda de San Martín había dormido en su habitación. Lo hizo intentando seducir a Marcos Olabiaguet para que elija su equipo. Y la soberana no fue otra que Candela Carrasco.

Marcos fue el segundo mendocino que quedó seleccionado dentro de uno de los equipos de La Voz Argentina. La primera fue Esperanza Careri; quien se lució con su interpretación de Feeling Good y su deslumbrante voz. También cantó un fragmento de Amada Mía, dejando en claro que no solo el soul y el inglés son sus fortalezas.

Esperanza eligió el team Mau y RickyGentileza

También del departamento de San Martín, Esperanza estudia Música en la UNCuyo y emocionó con su historia previa a su actuación. Acompañada por su mamá en el programa, contó que su padre es venezolano y que fue su madre quien la crió en soledad en Mendoza.

Y aunque las cuatro sillas con los cinco jurados se dieron vuelta para intentar convencerla de que los elija, Esperanza también se inclinó por el dúo integrado por los hermanos Mau y Ricky.

Leonardo y Daniel Vilchez, de San Martín se presentaron en la noche del jueves en el programa que conduce Marley y fueron seleccionados. Una revancha de 2018, cuando quedaron en el camino.captura

Los gemelos mendocinos Daniel y Leandro Vilchez completan el cuarteto de mendocinos que han sido seleccionados por algunos de los coaches de La Voz Argentina. Y esta historia cuenta con una particularidad: tiene gusto a revancha, ya que en 2018 ambos habían participado, aunque no habían superado la audiencia a ciegas.

Al igual que Marcos Olaguibet y Esperanza Careri, los gemelos Vilchez también son del departamento de San Martín. Y en su audición se lucieron interpretando a dúo una cueca bien mendocina.

En la edición actual quienes pulsaron para girar sus sillas fueron Ricardo Montaner y La Sole. “¡Qué alegría escuchar una cueca!”, destacó con entusiasmo Pastorutti. Y los gemelos sanmartinianos se inclinaron por el equipo de la de Arequito al momento de la difícil elección. “Son los Mau y Ricky del folclore”, los definió por su parte -y entre risas- Ricardo Montaner.

Los que quedaron en el camino

Al cuarteto de seleccionados se suman otros dos participantes mendocinos que, desafortunadamente, quedaron en el camino. Y es que en el transcurso de sus presentaciones, ninguno de los jurados presionó el pulsador.

Brian De Paula, el mendocino que se presentó en La Voz Argentina.Captura del vivo.

El primero de ellos es Brian De Paula, quien cantó el clásico Vuélveme a querer. Y aunque su canto no logró seducir a los coaches, su historia de vida y superación fue conmovedora. El joven contó que de niño sufrió alopecía por estrés, por lo que perdió todo su pelo. Ello llevó a que se convirtiera en blanco de bullying en el colegio.

A esta situación se sumó la muerte de su abuelo, una dura pérdida en su vida ya que era como su padre. “Nada más tienes que encontrar el caminito que todos tenemos. Hay un camino para ti que lo tienes nada más que definir y encontrarte con él”, fue el consejo que le dio Ricardo Montaner.

// Mirá también: La dura historia de Brian De Paula, el mendocino que se presentó en La Voz Argentina.

Mientras que la segunda mendocina que brilló -aunque sin lograr convencer al jurado fue la lujanina Lihuén Rayén. Y aunque su interpretación de Turn me on fue realmente deslumbrante, no fue suficiente para ser elegida por los coaches.

Lihuén Rayén, la mendocina que participó de La Voz Argentina y no fue elegida por el jurado.Captura del vivo.

“La experiencia fue muy constructiva porque me enfrente a mis miedos y a mí misma. Me ayudo a autoexplorarme, es un gran logro para mí”, señaló la artista a Vía Mendoza.

Cuando la producción vino a Mendoza para grabar la presentación de la artista fueron a Potrerillos a filmar algunas escenas. La grabación comenzó a las cinco de la mañana para poder captar imágenes del amanecer. “Cuando terminamos todo teníamos mucha hambre y mi mamá preparó pizzas caseras para todos. Cuando me volvieron a ver se acordaron de ese almuerzo. Fue una hermosa experiencia”, concluyó contenta.