Daniel y Leandro Vilchez son los gemelos mendocinos, oriundos de San Martín, que convencieron a los cuatro jurados de La Voz Argentina con su presentación bien cuyana. Los hermanos ya se habían presentado en el programa en la edición 2018, pero no entraron. Esta vez, fueron por la revancha y apostaron todo con una cueca que emocionó llegó al corazón de los coaches y le permitió cumplir su sueño de ser parte del concurso de canto.

//Mirá también: Marcos Olaguibet, el tatuador mendocino que se ganó su lugar en La Voz Argentina

En 2018 se presentaron en ese mismo escenario y cantaron una canción de Los Nocheros, pero el tema les salió tan parecido al original, que ninguno de los jurados de ese momento se dieron vuelta. Soledad Pastorutti y Ricardo Montaner fueron parte de esa edición y, a diferencia de la anterior, esta vez se dieron vuelta primeros.

Los hermanos empezaron a cantar a los 12 años en una Vendimia “a puro caradura nomás”, contaron y desde entonces no pararon. Para las audiciones a ciegas le rindieron homenaje a la cultura mendocina con la cueca cuyana Vendimia de dos.

Para sorpresa de los mendocinos, la primera en dar vuelta su silla fue La Sole y la siguió Ricardo Montaner. “Qué alegría escuchar una cueca”, dijo la cantante al finalizar la presentación y el venezolano los bautizó como los “Mau y Ricky del folclore”.

//Mirá también: Candela Carrasco es la reina que durmió en la pieza de Soledad Pastorutti

Los gemelos les contaron a los jurados que ellos habían participado en la edición anterior, pero no lograron pasar la audición, y sorprendieron a ambos. Y por su valentía, los mendocinos se ganaron el aplauso los artistas, por haber logrado que los cuatro se dieran la vuelta y por haberse animado a regresar.

Es un ejemplo muy hermoso no solo para la gente que quiere participar de La Voz, sino de las segundas oportunidades”, resaltó Ricky Montaner. Y agregó: “Ustedes decidieron no tomar ese ‘no’ y decir ‘este no, lo vamos a convertir en un sí con trabajo duro, confiando en el talento que tenemos’”. Y las palabras del cantante emocionaron a los Vílchez, quienes no pudieron aguantar las lágrimas.

Daniel y Leonardo Vilchez, los mendocinos que entraron a La Voz.Captura del vivo.

“Creo que esta vez dieron en la tecla y como que cerraron el círculo. Y miren el resultado (por las cuatro sillas dadas vuelta)”, expresó Soledad y les aconsejó: “Nunca nieguen su tierra. No nieguen lo que sienten de verdad y no quieran aparentar algo que no son porque para nosotros ha sido un placer escucharlos”.

Finalmente, los gemelos eligieron a La Sole como su coach y comentaron que su decisión fue por la afinidad musical y porque la siguen desde siempre.