Desesperante es la situación que, desde este viernes por la mañana, atraviesa una humilde familia de la zona de Puente de Hierro, Corralitos (Guaymallén). Y es que perdieron su precaria casa luego de que ésta se prendiera fuego a primera hora de ayer. Junto a la vivienda, el matrimonio que allí habita y sus 5 hijos –de entre 17 y 6 años- perdieron lo poquito que tenían, y que incluye desde documentación hasta ropa, muebles y unos pocos electrodomésticos.

// Mirá también: Una mendocina pide de regalo de cumpleaños donaciones para un merendero del barrio La Gloria.

Incluso, los damnificados perdieron hasta el teléfono celular que tenía la familia, por lo que han quedado incomunicados. “Fue terrible, no se sabe si fue por alguna brasa que usaban para calefaccionarse quedó prendida o por algún cortocircuito”, sintetizaron los vecinos de esta familia, de cuya casa quedaron solo algunos postes de madera quemados en pie.

Lo poco que quedó en pie de la humilde vivienda ubicada en la zona de Puente de Hierro, luego del incendio.Gentileza

Mariela Toledano, su esposo Luciano Luján y sus 5 hijos Ana (17), Camila (15), Lucía (13), Rocío (8) y Juan (6) son los damnificados y quienes vivían en esta humilde vivienda ubicada en la calle 7 de la zona de Puente de Hierro, en el departamento de Guaymallén. Y anoche debieron ingeniárselas como pudieron para pasar la primera fría noche de invierno sin estar resguardados bajo el calor de su vivienda.

“Ha sido una tragedia, perdieron absolutamente todo, incluyendo la documentación de los niños. La madre de ellos pudo salvar su documento porque había salido a hacer el trámite para la vacunación. ¡Afortunadamente no había nadie en casa!”, sintetizó Patricia Evangelista, una de las vecinas de la zona y quien –además- es una referente social en el lugar.

La familia necesita de materiales para poder reconstruir su vivienda.Gentileza

En su casa, Patricia ha montado un merendero en el que todos los días prepara comida y la entrega a los niños y familias del barrio. Y también es quien se ha puesto al frente de la campaña para ayudar a Mariela, Luciano y sus 5 hijos.

Cómo ayudar

En la precaria vivienda de la familia damnificada por el incendio vivían (o viven, ya que su idea es intentar levantar nuevamente la casa, como puedan) los 7 miembros de la familia. La madera, el nailon y algunas pocas estructuras de rejas es lo que sobresalía entre los materiales; y lo que hoy ha quedado hecho cenizas. Además, allí tenían sus camas, colchones, ropa y las principales pertenencias.

// Mirá también: Se le rompió su herramienta de trabajo y hará un show virtual para juntar el dinero.

“Fue una tragedia con suerte, ¡gracias a Dios no había nadie en casa!”, insistió una y otra vez Patricia. Acompañadas por la referente social del barrio, la familia Luján Toledano ya inició el pedido de asistencia a la comuna guaymallina. Sin embargo, necesitan de todas las manos solidarias que puedan aportar su granito de arena.

“La verdad es que necesitan de todo, desde una cocina hasta un placard. Porque perdieron todo con el incendio. Cualquier cosa con la que la gente pueda ayudar va a ser más que bienvenida”, sintetizó Patricia.

Al haber perdido el celular, es la propia Patricia Evangelista la que está oficiando de puente entre la comunidad y la familia afectada. Por ello mismo es que puso a disposición su número de teléfono para que, quienes puedan ayudar con donaciones, se comuniquen con ella al 2612434130.