Antonella Godoy, de 19 años, fue imputada por homicidio agravado por el vínculo. Arriesga cadena perpetua.


La investigación por el crimen de la beba recién nacida en General Alvear tuvo en las últimas horas un paso importante. Antonella Soledad Godoy (19) quedó formalmente imputada dpor el delito de homicidio agravado por el vínculo, con pena única de prisión perpetua en un futuro juicio. La fiscal Ivana Verdún elaboró la imputación y luego de la comunicó, tras recibir el resultado de pericias psiquiátricas que señalan que fue consciente de sus actos.

Por tal motivo, fuentes cercanas de la causa indicaron que la joven pasará a un penal provincial en las próximas horas.

El dramático episodio tuvo lugar alrededor de las 6.30 del último domingo cuando los padres de Antonella se despertaron al escuchar gritos que provenían desde el baño de su propiedad.

El matrimonio se dirigió de manera urgente al baño y allí se encontró con una escena tétrica: la joven sostenía a una bebé recién nacida entre sus brazo y la había cubierto con una toalla. La criatura había sido atacada a puñaladas. 

Cuando los progenitores retiraron la toalla vieron a la recién nacida herida y con sangre. La víctima presentó lesiones de arma blanca en el pecho y en la espalda. Fue derivada al hospital Schestakow de San Rafael, pero los médicos no pudieron salvarle la vida.






Comentarios