El gobierno le respondió el pedido de informes a la Corte Suprema de Justicia y puso de relevancia la situación geográfica de la provincia, ubicada entre las provincias de Chaco, Salta y la república del Paraguay. Explicó a su vez la cercanía con localidades como Alberdi, separada por el río Paraguay de Formosa y Nanawa en la frontera con Clorinda, localidad en donde hay circulación viral.

Agregó que por Disposición de la provincia toda persona que ingresar a la provincia con intención de permanecer deberá realizar una cuarentena obligatoria de 14 días en los centros preventivos de alojamiento y también que el ingreso ordenado y administrado se realizará según las plazas disponibles de acuerdo al orden de inscripción en los formularios en línea, única vía para solicitar y conseguir fecha de ingreso.

Aclaran que el sistema está pensado para el alojamiento preventivo para evitar la propagación y el contagio a nivel comunitario y la puesta en ejecución de estrategias de control y bloqueo pero que no se encuentra prohibido el ingreso de las personas a la provincia y que el ingreso se produce de manera permanente.

En el informe el gobierno asume que se han registrado 13.317 personas y hasta la fecha han ingresado 5.795 con 7522 solicitudes pendientes. Actualmente hay 44 centros de alojamiento con un total de 1455 plazas disponibles.

Explican también que el costo de alojamiento, comida, seguridad, hisopados y atención médica son costeados en un 100% por la provincia. Se realizan 3 hisopados los cuales tienen un costo de $5000 pesos cada uno y quienes opten por hoteles habilitados, lo harán haciéndose cargo de la estadía, la comida, los hisopados, atención médica y seguridad.

Dijo que en forma paralela, la justicia federal de Formosa, habilitó en las últimas dos semanas, el ingreso de 662 personas por fuera del programa de ingreso administrado con plazos que van desde las 72 horas a los 5 días y que esto podría tener consecuencias sanitarias negativas.

Se quejó respecto de que se han organizado grupos de personas que reciben mensajes viralizados para iniciar acciones legales en el fuero legal sin conocimiento de las particularidades de cada caso y advirtió que si la justicia federal sigue permitiendo el ingreso masivo, irrestricto e ilimitado escaparía del control estatal y pondría en desequilibrio todo el sistema sanitario.

Descartó el aislamiento en los domicilios porque se perdería el control de la provincia y aclaró que quienes ingresen por la vía judicial deben correr con todos los gastos que ello erogue. Puso como excusa la interrupción respecto de la demora en la cantidad de personas admitidas y volvió sobre la función jurisdiccional de la justicia inmiscuyéndose en la órbita de los poderes del estado.