Las denuncias de la oposición a nivel nacional y varias causas judiciales que se empiezan a plantear en todo el país ponen en el ojo de la tormenta a varios gobernadores entre los que está el gobernador Gildo Insfrán.

En Formosa se han comprobado por lo menos dos casos de funcionarios entre los que están, el hijo del titular de Vialidad Provincial, Fernando De Vido, de nombre, Jorge Osvaldo De Vido que se desempeña en el gerenciamiento del Hospital Interdistrital Evita.

El otro caso es el del juez de instrucción y correccional de Clorinda, Julio Mauriño, quien justificó que acompañaba los operativos de la policía de la provincia por lo cual estaba expuesto al igual que los funcionarios policiales.

Aún con este antecedente, desde el gobierno de la provincia, negaron toda información excusándose en la intimidad de los pacientes. Por su parte, desde el gobierno nacional, ya con la nueva Ministra de Salud de la Nación solo se limitaron a brindar información sobre la cantidad de vacunas que le corresponde a cada provincia.

En principio y por parte del gobierno nacional se excusaron de brindar información en respeto de la autonomía de las provincias según consignó el portal INFOBAE pero luego de que apartaran al ex Ministro, Ginés González García, suministraron los números no los nombres.

El mismo portal reveló que hubo fuertes presiones de las provincias para evitar que se publiquen la listas de los inoculados por localidad lo que podría sumar un escándalo más a la larga listas que detenta el gobierno de la provincia respecto de la violación de derechos humanos.

Según la titular actual de la cartera, Carla Vizzotti, la información respecto de Formosa, como de otras provincias, estará disponible en un corto plazo e incluirá información sobre las personas que recibieron la Sputnik V, nombre, apellido, fecha de nacimiento, DNI, cargo o función, repartición, vacuna recibida, número de dosis, fecha de aplicación y lugar de vacunación.

Los dos funcionarios de Formosa, uno del Poder Judicial y otro del ejecutivo, solo son un avance sobre cientos de nombres de personas que se han vacunado por fuera de los grupos de riesgo

El diputado nacional Mario Arce, presentó un pedido de acceso a la información al Ministerio de Salud de la Nación, acerca del criterio asumido para proveer a la provincia, la cantidad de dosis, las que fueron descartadas y el padrón que se ha utilizado para referenciar a los grupos de riesgo. Finalmente le pide que si en la lista figuran funcionarios públicos provinciales y además detallen el personal de salud que presta funciones tanto en el servicio público como en el privado y en qué porcentaje.

El escándalo recién empieza en una provincia donde la información pública es nula y solo el apelar a la justicia federal puede llegar a viabilizar datos críticos para la provincia pero que llegarán a alivianar el repudio de todo, solo hacia el gobierno nacional.