Vecinos de varios barrios del Circuito Cinco y de otros lugares de la ciudad, volvieron a cortar la ruta nacional N° 11 a la altura del aeropuerto El Pucú y en el puente blanco, ambos lugares neurálgicos para el tránsito nacional e internacional que pasa por la ciudad de Formosa.

Según sus testimonios, dijeron que desde el Plan Nutrir que tiene la administración de la base de datos de personas que recibirían módulos, solo le dieron a quienes habitaban el Barrio San Juan, a otras personas que se acomodaron de las marchas pero la gran mayoría se quedó sin nada.

Es evidente que el gobierno apela a la estrategia de dilatar la entrega de módulos que están desde hace años llenos de malezas y abandonados sin ningún propósito, cuando en realidad la urgencia habitacional es evidente.

Los cortes continuarán, dejando pasar cada tres horas durante 15 minutos a los vehículos pero la situación ya resultaba complicada en los cortes anteriores y es más complicada con funcionarios desacreditados que solo encaran negociaciones que después no cumplen.