Desde hace cinco días, originarios de 17 comunidades del norte salteño cortan la ruta nacional 18, a la altura de Los Blancos, en Rivadavia Banda Norte en reclamo por mejores condiciones de vida, con infraestructura, a partir de la participación en las regalías petroleras del lugar. Colocaron troncos sobre la calzada, y así afectan la circulación de automóviles y camiones entre Salta y Formosa.

Las gestiones de los manifestantes iniciaron con un pedido formal a la Municipalidad de Coronel Juan Solá (Morillo), en abril último y ante la falta de respuestas decidieron implementar la medida de fuerza. “Queremos que el intendente Atta Gerala venga aquí y dé la cara porque esto es un pedido que ya le hicimos hace tiempo y que nunca respondió”, dijo el cacique Nazario Cansino a El Tribuno. “Estamos reclamando algo nuestro; reclamamos la participación de los recursos que son nuestros”, agregó otro cacique.

Los representantes llegaron desde comunidades ubicadas a 50 kilómetros a la redonda: San Patricio, Capitán Pagés, Kilómetro 52, Esperanza, Pantalla, 20 Hectáreas, Los Ranchitos, Lote 6 y otras más alejadas, como Bajo Verde, forman parte de la convocatoria y la rebelión.