El objetivo del Gobierno provincial es instalar una industria similar que generaría 700 puestos laborales directos.


El gobernador Gustavo Valdés junto al intendente de Ituzaingó, Eduardo Burna, recorrió el lunes por la mañana en el estado de Paraná, Brasil, una planta de celulosa que produce papel marrón y es reconocida por su cuidado del medio ambiente.

Valdés recorrió una planta de celulosa en Brasil

La pastera que se pretende ubicar en un futuro no muy lejano en Ituzaingó, implica una inversión de 900 millones de dólares. La misma se instalaría en terrenos que el Estado provincial le cederá y se trata de los predios de una ex forestadora, que quebró hace más de 20 años.

Son 550 hectáreas que se utilizarían para las empresas y allí sería el lugar propicio para la instalación de una pastera de papel kraf o papel marrón.

También en ese predio se pretende construir un puerto para comercializar la producción maderera. Si bien se trata de un proyecto a largo plazo, la característica es de un puerto multicarga.






Comentarios