700 empleados están paralizados por las medidas de la empresa que se encuentra en crisis desde agosto.


La empresa textil Tipoití continúa bajo un escenario de crisis, además de haber entrado en un concurso de acreedores pararán la producción hasta diciembre. Por su parte, el Gobierno provincial se comprometió ayudar a la compañía, los 700 empleados se encuentran en estado de alerta ante la falta de continuidad de sus fuentes laborales.

Dentro de la flexibilización laboral, los trabajadores aceptaron la reducción de horas de trabajo al igual que la disminución de sus sueldos para mantener los puestos. La medida empezó a regir tres semanas atrás, a esto se le suma la suspensión de sus actividades hasta fin de año. Los directivos de la empresa aseguraron abonar el 70% de los salarios y Nación aportará recursos por medio del Programa de Recuperación Productiva (Repro), en total brindarán cuatro cuotas de $ 4.000.

El secretario general de la Asociación Obrera Textil de Corrientes, Raúl Esquivel anticipó que en la primera quincena de diciembre dialogarán con el empresariado para analizar la situación, una de las alternativas sería continuar con la decisión de mantener el cese de actividades durante 15 días durante enero y febrero, además buscarán mantener la asistencia provincial y nacional.

El ministro de Industria, Raúl Schiavi aseguró que seguirán de cerca la situación de la textil y analizarán las herramientas que permitan una solución. De acuerdo con el titular de Industria otras empresas viven situaciones similares por lo que se “inició un procedimiento de crisis”. Schiavi explicó: “La empresa nos estuvo contando las medidas operativas y estratégicas en las que está trabajando. Todo lo que está en manos de la provincia estará disponible para aportar y encontrar las herramientas necesarias en pos de afrontar la situación, por lo que debemos monitorear día a día cómo evoluciona y poder encontrar las soluciones pertinentes”.





Comentarios