Un San Lorenzo que ganó y quería ser finalista y el Talleres de Ángel Hoyos que iba por su primer triunfo con el nuevo DT, jugaron en La Plata por el Hexagonal Internacional de Verano, en el estadio de Estudiantes y festejó el Ciclón. Que derrotó 1 a 0 a los cordobeses con gol de Nicolás “Uvita” Fernández, sobre el final del juego.

Tras caer 3 a 1 el pasado martes contra Independiente, Talleres debía ganar por tres goles de diferencia para llegar a la final pero no se le dio.

El Cuervo, que venía de ganarle al Diablo 1 a 0 en el debut, y con la victoria se adjudicó el grupo y llegó al partido definitorio del certamen, en el que también participan Boca Juniors, Colo Colo y Universidad de Chile. El Xeneize ganó el grupo y el próximo martes a las 21, en el mismo escenario definirá ante San Lorenzo.

Hoyos, el DT albiazul, intentó desde la formación, corregir los desacoples defensivos que le costaron la derrota ante Independiente, tras un aceptable primer tiempo en su debut. Sin Juan Cruz Komar, en conflicto por su deseo de irse a Rosario Central, debió improvisar en una defensa que tampoco contará con Julián Malatini, expulsado ante el Rojo.

El colombiano Rafael Pérez fue titular, recuperado de una dolencia muscular. Y entró Rodrigo Garro, el ex Instituto, tiene su debut desde el arranque del partido.

En una cancha difícil por la intensa lluvia caída antes y durante el partido, la T y el Cuervo, intentaron hacer pie. Los primeros acercamientos a los arcos fueron desde disparos de larga distancia con un tiro libre de Martino, para los cordobeses, que atajó Torrico y un disparo de Fernández Marcou, para el equipo porteño, que salió desviado.

A los 14, Guido Herrera le sacó el gol a Andrés Herrera y, así, los dirigidos por Pedro Troglio se acercaban al arco de la T. Luego de esa jugada, fue el equipo albiazul el que marcó el ritmo del partido aunque sin situaciones claras de gol.

Algún tiro desde afuera de Villagra y Fértoli, uno atajado por el arquero y el otro desviado, hicieron preocupar un poco a la defensa azulgrana que intentaba ordenarse para contener a los ataques rivales. En el cierre del primer tiempo, Fértoli y Garro se encontraron y el ex volante de la Gloria le pegó de afuera y su tiro salió apenas desviado.

Al descanso se fueron empatando sin goles pero fue el equipo cordobés el que mejor imagen dejó en la primera etapa.

En el complemento, ingresó el paraguayo Pereyra en Talleres por Fértoli para seguir jugando por abajo y complicando al rival. Pero fue San Lorenzo el que tuvo más la pelota. Luego, la T emparejó pero sin muchas llegadas.

A los 14, de contra pudo marcar el equipo de Boedo con un disparo de Sabella atajado por Guido Herrera. Luego, empezaron los cambios y se pudo ver un rato a Francisco Álvarez, el zaguero que llegó de San Martín de San Juan y a Fernando Juárez, que volvía al club después de un préstamo y que busca su chance en la T.

Pero San Lorenzo era más punzante. A los 24, un centro de Rojas a la cabeza del Uvita Fernández terminó en el palo derecho de un Herrera que se quedó parado sin poder hacer mucho. Fue la más clara del partido.

Luego, el partido, se desdibujó con los cambios y, a los 42, de cabeza otra vez Nicolás “Uvita” Fernández ganó de arriba y metió el único gol del partido que clasificó al Ciclón a la final con Boca el martes.