Según prevé el Código Penal, para el delito de homicidio culposo la pena es de 1 a 5 años de prisión y es excarcelable.


Los tres guardavidas imputados por la muerte de un nene de 12 años en la pileta en el predio del Sindicato de Empleados de Comercio de Mar del Plata declaran hoy ante el fiscal Rodolfo Moure, quien sostuvo que la principal hipótesis es que hubo “negligencia” por parte de los acusados.

“Los resultados de la autopsia practicada ayer a la víctima determinó que murió por ahogamiento y no por cualquier otro tipo de lesión que pudo haber tenido instantes antes, como un golpe en la cabeza, ACV o una descompensación que le causó la muerte. El causal de muerte es ahogamiento”, expresó hoy el funcionario judicial.

“Ahora estamos viendo las causas por las que se produjo eso [ahogamiento] en una pileta donde había tres guardavidas”, dijo.

Moure, en un breve contacto que mantuvo con la prensa antes de tomarle la declaración a los guardavidas María Alejandra Bianchi (26), Eduardo Pogglio (29) y Mario Sebastián Martínez (27), dijo que “todo indica que hubo negligencia por parte de los imputados, imputados del delito ‘homicidio culposo'”.

“Según prevé nuestro Código Penal, para el delito de homicidio culposo la pena es de 1 a 5 años de prisión. La pena es excarcelable e inhabilitación para ejercer el cargo que estaban ejerciendo por cinco años”, amplió el fiscal que entiende en la causa.

“Escucharé lo que tengan para decir los tres guardavidas, más los elementos que se vayan obteniendo en relación al hecho, veremos el grado de culpabilidad y si merece un cambio de carátula o si hay puede llegar haber otras personas responsables del caso”.

El fiscal relató que “recién comienza la etapa investigativa”, y aclaró que ayer pasado el mediodía, en el predio del Sindicato de Comercio, situado en la calle Falucho al 9.100 de esta ciudad, “se estaba festejando un cumpleaños, donde había unos 10 a 15 chicos que se estaban divirtiendo en la pileta y alrededor de la misma”.

Moure relató que mientras los padres cocinaban unas hamburguesas en otro sector del predio, uno de los menores se arrojó a la pileta “sin ser observada dicha situación por los tres guardavidas ni por ninguna otra persona”.

El fiscal, tras la declaración de los guardavidas, intentará establecer qué estaban haciendo los imputados en ese instante, “que no pudieron percatarse de la acción del menor, claramente hay una negligencia”.

“Sabemos que el menor no sabía nadar, que la pileta estaba marcada aparentemente como corresponde con boyas que separan la parte baja de la más profunda, pero había tres guardavidas que debían cuidar las acciones que se llevan a cabo en la pileta, para que hoy no estemos narrando estos hechos”, terminó.






Comentarios