Las 300 mil dosis de la vacuna Sputnik V que el Gobierno nacional trajo la semana pasada desde Rusia comenzaron a ser aplicadas este martes por la mañana en todo el país, mediante un plan de vacunación integral que prioriza a los trabajadores de la salud.

Al igual que en el resto de la Argentina, en la provincia de Buenos Aires la aplicación de la vacuna rusa Sputnik V se inició a las 9 de la mañana con la vacunación de una enfermera en el hospital San Martín de La Plata, sitio donde el gobernador bonaerense Axel Kicillof también recibió la primera dosis.

Kicillof se manifestó confiado en que “hoy es el principio del fin de la pandemia en la Argentina”.

En simultáneo a lo ocurrido en territorio bonaerense, la ciudad de Buenos Aires inició el periodo de vacunación en 17 hospitales públicos y otros veinte privados.

Por su parte, las provincias de Córdoba, Mendoza, Santa Fe y Santiago del Estero, entre otras, también dieron inicio al plan de vacunación nacional contra el COVID-19.

La satisfacción de Ginés González García

El ministro de Salud, Ginés González García, calificó al operativo como una “gran epopeya, la vacunación más grande de la Argentina” y valoró que, gracias al trabajo conjunto con las distintas jurisdicciones, esta tarea se puede desarrollar “con equidad e igualdad de derechos para todos los argentinos”.

Hoy es un hermoso día para los argentinos, es una verdadera epopeya hacer la campaña de vacunación más grande de la Argentina, con equidad e igualdad de derechos”, sostuvo González García.

Las declaraciones del ministro fueron formuladas desde el Hospital Posadas, donde estuvo presente junto a la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, en el inicio del Plan Estratégico de Vacunación.

Tras la llegada de las primeras 300 mil dosis el jueves pasado, la aplicación de Sputnik V arrancó hoy en los 24 distritos del país.

En base a resultados de una prueba piloto, se determinó que el trámite para recibir la dosis puede tardar entre 8 y 12 minutos, desde que la persona llega, es vacunada, registrada y deja el centro de salud con su carnet, en un dispositivo que requiere gran cantidad de personas trabajando en cada instancia

Dosis por provincia

La provincia de Buenos Aires ya cuenta con 123.000 dosis, mientras que la Ciudad recibió 23.100 en una primera etapa. En tanto, las provincias: Santa Fe recibió 24.100; Córdoba 21.900; Tucumán 11.500; Mendoza 11.000; Entre Ríos 10.100; Salta 8.300; Chaco 7.700; Corrientes 6.700; Santiago del Estero 5.900; Misiones 5.200; San Juan 4.700; Jujuy 4.600; Río Negro 4.400; Neuquén 3.600; Formosa 3.400; San Luis 3.300; Chubut 3.000; Catamarca 2.800; La Rioja 2.600; Santa Cruz 2.400; La Pampa 2.300 y Tierra del Fuego 1.300.

Según Clarín, en cuanto a el índice de médicos por habitantes, Capital Federal tiene el más alto del país: 16,63 por cada mil. El bonaerense es 2,85 y el promedio nacional, 3,65, según la Red Federal de Registros Profesionales de la Salud citada en el sitio oficial del Gobierno.

En este marco, las provincias más exigidas durante la pandemia (a modo de índice, dado que no todos los médicos atienden casos de Covid) fueron Tierra del Fuego, con 22 pacientes por médico; Santa Cruz, con 21; Chubut, con 16; Neuquén, con 15; Río Negro, con 13; Buenos Aires, con 13; Tucumán, con 12; Jujuy, con 10; Santa Fe, con 10; Mendoza, con 8; Córdoba, con 7 y CABA, con 3. La más holgada fue Formosa, donde hubo un paciente cada 5 médicos.