La vacunación contra el COVID-19 comenzó este martes en todo el país y en Mendoza se lanzó la campaña en el Hospital Lagomaggiore. Las primeras en colocárselas fueron dos trabajadoras y la ministra de Salud, Ana María Nadal.

El lunes llegaron 5.500 dosis de la vacuna rusa Sputnik V y las primeras inoculaciones están previstas para los trabajadores de la primera línea del sistema de salud. La vacunación es voluntaria, y en los hospitales labraron listas con los médicos y enfermeros que se anotaron para la primera dosis.

No sentí nada extraño. Puede aparecer dolor local y un poco de fiebre, pero son los síntomas que aparecen después de una vacunación”, explicó la ministra minutos después de vacunarse.

Llegaron a Mendoza las primeras dosis de la vacuna Sputnik V.Prensa Gobierno de Mendoza

“La única manera de combatir el Covid-19 es con la vacuna”, dijo Nada. Además, indicó que “por el momento estamos con una ocupación de camas UTI del 55%. No es momento en pensar en restricciones sino en cuidarnos para evitar que suban los casas”.

Y aclaró: “El rebrote no lo frena la vacuna. Ayuda a evitar casos graves y fallecimientos. Tenemos que lograr que la vida sea el año que viene lo más normal posible”.