Llegó al país el avión que trae la vacuna rusa en la mañana de hoy. El vuelo de Aerolíneas Argentinas AR1061, que transportó las primeras 300 mil dosis de la vacuna Sputnik V, estaba previsto que aterrizara en el territorio nacional cerca de las 10.15 horas en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, según el seguimiento en tiempo real del sitio Flight Radar. Tocó suelo argentino a las 10.25 horas.

En minutos, el Gobierno brindará una conferencia en la sala Malvinas Argentinas del Aeropuerto de Ezeiza, tal como había anunciado, con precisiones sobre la campaña de vacunación. El encuentro con la prensa fue convocado, inicialmente, para las 10.30 horas pero se demoró, tras la llegada más tarde del avión. Será encabezado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien estará acompañado por el ministro de Salud, Ginés González García.

La aeronave partió desde el Aeropuerto Internacional Sheremétievo de Moscú, Rusia, a las 23 horas (hora local). El Airbus 330-200 de la aerolínea de bandera permaneció en la capital rusa seis horas para cumplir con el proceso de carga de las vacunas y los procedimientos de aduana, para luego emprender el regreso y arribar a Buenos Aires, tras 18 horas de vuelo.

La tripulación se compuso por 20 integrantes, cuatro comandantes, cuatro copilotos y dos de back-up, más tripulantes de cabina y técnicos. También, trajo de regreso a la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, la asesora presidencial, Cecilia Nicolini, y representantes de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), que viajaron a Moscú para acelerar las gestiones.

El Airbus 330-200 de Aerolíneas Argentinas permaneció en la capital rusa seis horas para cumplir con la carga de las vacunas y los procedimientos de aduana.Twitter @Aerolineas_AR

La nave de Aerolíneas Argentinas fue acondicionada especialmente para transportar las dosis de la Sputnik V. Las vacunas fueron embaladas en cajas especiales en contenedores provistos por DHL, capaces de garantizar la temperatura constante de entre 18 grados bajo cero para su conservación.

A partir de la llegada de las dosis al país, se necesitarían entre tres y cuatro días para avanzar en el reparto y coordinar la etapa final del plan de logística. Según informó el Ministerio de Salud, las 300 mil dosis no quedarán embaladas en Ezeiza, sino que serán distribuidas directamente a las provincias, de acuerdo a un cociente basado en cantidad de médicos y centros de salud habilitados.

Las primeras dosis tendrán un plazo de entrega de 12 horas para el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) y 24 horas a capitales y cabeceras del resto del país, bajo custodia de fuerzas policiales. Igual que como viajaron a la Argentina, las vacunas serán descargadas en pista y transportadas en camión refrigerado a -18°C hacia depósito. La Provincia de Buenos Aires retirará desde depósito, mientras que el resto de las jurisdicciones recibirán la vacuna en un punto de almacenamiento acordado con cada una.

La prioridad es el personal sanitario, los primeros que serán inoculados, tal como anticiparon. Según la cartera de Salud, hay 700.000 personas en todo el país que pertenecen a este universo.

Luego, en el segundo escalón, se encontrarán las fuerzas de seguridad y los docentes. En la tercera posición, estarán los mayores de 60 años, mientras que en el cuarto puesto se ubicarán las personas de entre 18 y 59 años con enfermedades prexistentes. González García explicó que aún no hay ninguna vacuna que esté recomendada para menores de 18 años y embarazadas.

La Sputnik V llega al país hoy por la mañana.

Esta semana, el presidente Alberto Fernández confirmó que “la vacunación empezará el 28, a lo sumo el 29″. Será el paso inaugural en el plan estipulado por el Gobierno, que en enero incluye la llegada de 5 millones de vacunas rusas y en febrero otra cantidad similar. En los últimos días de marzo, llegaría al país la vacuna de Astrazeneca, mientras que en la Casa Rosada esperan poder contar con las dosis de Pfizer en los próximos dos meses.

Para llevar adelante la campaña, habrá 116.000 integrantes de los equipos de vacunación de Nación y las provincias, integrados por 36.000 vacunadores y 80.000 técnicos de apoyo que actuarán en 7.749 establecimientos de salud acondicionados para esa finalidad.

Además, se diseñó un plan de voluntarios a través del programa ACTIVAR, con 10 mil personas, y una inversión de $ 3.500 millones destinados a la compra de insumos necesarios para la vacunación para un período de un año.