"Es todo falso, no lo puedo permitir", disparó el conductor en un extenso descargo. 


Matías Martin volvió a utilizar los micrófonos de su programa de radio (Basta de Todo, Metro) para aclarar lo que pasó con Eduardo Cabito Massa Alcántara, al que desvinculó del ciclo recientemente.

El conductor se hartó de ser acusado de abandonar a un amigo y decidió hacer un largo descargo. “Lo que queda instalado es ‘lo echaron porque está enfermo’ o ‘lo abandonaron en su enfermedad’. Esa visión es injusta, me siento atacado y me obliga a defenderme”, comenzó Matías.

“No es nueva su adicción (a la comida). Lo acompaña desde que lo conozco, desde hace 13 años, y siempre lo acompañé. Él es la víctima y nadie más que él. Hace tres años su deterioro y su grado de abandono se hizo insostenible. Fuimos muchos los que intentamos ayudarlo, pero no es fácil. Él no se dejaba ayudar y hasta se ponía un poco irascible”, continuó.

Su estado al aire era verdaderamente triste. No se le entendía al aire. Tenía severos problemas para movilizarse y se dormía al aire. No fue una vez, fueron muchas”, relató.

“Finalmente decidí hacer algo más por él… Y lo saqué del programa. Le dije ‘Así no podés salir al aire. Tenés que hacer algo, internate u operate. Así no podés seguir‘”, reveló.

Estoy muy preocupada. Está muy mal. Se va a morir“, contó Matías que le dijo la médica de Cabito. Y le aseguró que Cabito no se operaba porque él decía que no tenía tiempo a causa de su trabajo.

“Le dije que eso era mentira y que ese era el momento ideal para operarse. ¿Se operó por mí? No, en absoluto. Finalmente después de mucho tiempo tuvo el enorme coraje de encarar una situación tan difícil y que tanto le costaba“, dijo el conductor.

“Lo acompañamos en la operación. Luego estuvo casi seis meses ausente y lo acompañamos. Siguió cobrando el sueldo todo ese tiempo. Contó con el apoyo de toda la radio. Regresó y continuó con la recuperación al aire”, agregó Matías.

“Recién en ese momento, en lo que consideré su mejor momento de salud en estos tres años, volvimos a hablar de la parte artística. ¿De qué hablé con él mano a mano, tema por tema? De que el personaje que hace al aire, de cómo estaba desgastado, de cómo le costaba encontrar su lugar, de que cada vez estaba menos participativo, de que lo escatológico ya no quedaba bien, que queremos otro tipo de humor dentro de un programa que aprende y evoluciona“, reveló.

“Tenía que reinventarse, encontrar sus momentos, su forma de hablar, un tipo de humor nuevo, evolucionado”, aseguró. “Con Diego (Ripoll), con quien era un gran amigo, de golpe no tenía más onda. Y también con Juan (Ferrari) el vínculo era escaso, mínimo, desgastado“, aseguró.

“Me quedé sorprendido con el ataque personal. Le había dicho que se despida bien. Centralizó todo en mí, porque le rendía más en términos de escándalo para ir a los programas para promocionarse. Vi una nota haciéndome daño directamente. Todavía me cuesta entender esa nota. Es todo falso. No lo puedo permitir“, dijo. Y aseguró: “Hoy por hoy, lo rompió todo“.

Escuchá el audio:






Comentarios