Pasado el mediodía de este lunes, en un pasillo de la planta baja de la Casa de Gobierno de Santa Rosa apareció una caja de cartón de medianas dimensiones con un papel pegado que decía: “Así es, esto tiene una bomba como la de Bahía Blanca. Cuidado! Corré que todo vuela en 5 minutos”.

El supuesto artefacto explosivo (Plan B Noticias)

La caja estaba en el interior del edificio, a solo unos diez metros del único acceso habilitado situado justamente frente a la Seccional Cuarta de Policía, cuyo personal tomó intervención de inmediato y evacuaron a las pocas personas que trabajaban en ese momento, ya que la mayoría del personal está haciendo trabajo a distancia por las restricciones que impone la pandemia de coronavirus.

La caja estaba a metros del acceso de planta baja (El Diario)

Se hicieron presentes en el lugar el ministro de Seguridad, Horacio di Nápoli, el jefe de Policía, Héctor Lara, y la fiscala federal Iara Silvestre, quien abrió una investigación por “intimidación pública”, además de personal de bomberos especializado en explosivos, que minutos después hizo detonar la caja comprobando que no tenía nada.

A la derecha, el jefe de Policía junto al ministro de Seguridad y la fiscala (El Diario)

El autor de la amenaza quedó grabado en las cámaras de seguridad donde se lo ve ingresar con el rostro cubierto por un tapabocas y una bufanda, material que es objeto de la investigación para determinar su identidad.

Personal especializado se retira luego de hacer detonar la caja (El Diario)

A las 14:08, desde un perfil de Instagram sin actividad previa y creado para la ocasión, alguien identificado como Martín Rojas se comunicó con el conductor radial Gastón Lang, que estaba con su programa al aire, adjudicándose la amenaza, cuyos mensajes fueron acercados por el periodista a la Brigada de Investigaciones de la Policía.

Uno de los párrafos de la publicación (Instagram)

El supuesto autor dice pertenecer al desconocido grupo “Los amigos de Mónica” y sus apreciaciones, entre patéticas y descerebradas, hacen referencias ambiguas contra todos, en un intento por sumarse a los coletazos del atentado perpetrado hace unos pocos días contra un local del Frente de Todos en Bahía Blanca, donde hicieron detonar un explosivo que dañó parcialmente el local sin registrarse heridos.