La pasión mueve montañas y Tomás Friggeri es un claro ejemplo de esto: nació con problemas congénitos y tuvo que someterse a más de 20 cirugías, pero eso no lo frenó. Y tal como luchó para salir adelante de las operaciones, el joven de Santa Fe hizo de todo para llegar a su máximo ídolo: Lionel Messi.

Primero, Tomi junto a su mamá Fernanda Ramírez estuvieron en París, se cruzaron con Antonela Roccuzzo y esta le comentó a Messi sobre la historia del muchacho que soñaba con poder abrazarlo. Luego viajó a Bilbao, donde la Selección Argentina concentraba a la espera del amistoso contra Estonia, que terminó en goleada con cinco tantos del rosarino.

Tomi, el hincha de Unión que conoció a Messi Foto: Infobae

Leo, soy Tomi, necesito conocerte. ¡¡¡Ni más de veinte cirugías me pararon para llegar a vos!!! ¿Me das un abrazo?”, se leía en una bandera que colgaron afuera del hotel donde concentraba la Scaloneta. Pero antes de llegar a la concentración de la Selección, Tomi y su mamá pasaron por varios lugares y la historia es de no creer.

Fernanda contó a Infobae que se fueron del suelo santafesino por cuestiones de inseguridad, y en su viaje a París conocieron a Yair y Sabrina, dos argentinos que viajaban en el mismo micro. Y fue gracias al primero que empezó esta aventura por llegar a Messi: preguntaron hasta que dieron con el hogar del futbolista en suelo francés.

Hicimos guardia y los escuchábamos hablar. En un momento, se para Ciro, el más chiquito, y nos cierra la ventana en la cara”, recuerda Fernanda y contó un particular momento: “Sacan la basura de la casa y nosotros nos asomamos. Descubrimos unos cartones enormes y cuando los abrimos, vimos que estaban llenos de dibujos de los hijos de Messi”.

Tomi, el hincha de Unión que conoció a Messi Foto: Infobae

Los cartones pintados con fibrones decían cosas como “Ciro, ladrón de Navidades”, “Thiago Messi Roccuzzo”, otros llevaban los nombres de los integrantes de la familia, incluidos los abuelos. “Y por supuesto, todo eso lo tengo yo, y va a mi casa, olvidate”, dice la mujer que atesora estas cosas como una joya muy valiosa.

Después de esta situación, se abren las puertas de la casa y sale Antonela Roccuzzo con su auto y les dijo: “Chicos, no pierdan tiempo porque no está”. Pasa que en esos días Messi había viajado a Arabia Saudita como embajador; al enterarse de esto, se fueron, pero antes un vecino les dijo que no saquen o compartan fotos de la fachada de la casa porque a la familia del futbolista no le gustaba: los santafesinos hicieron caso a no compartirlas, pero si sacaron para guardarlas de recuerdo.

Tomi, el hincha de Unión que conoció a Messi Foto: Infobae

Al no poder ver a su ídolo, decidieron mandarle una carta contando lo que ocurrió, y la historia de Tomi. En el mientras tanto, Yair logra dar con la casa de Ángel Di María y todo lo ocurrido fueron momentos de total alegría para el joven de 18 años. “Cuando estábamos por tocar el timbre de la casa de Di María, se asoma Jorgelina, su esposa, y grita ‘hola chicos’ y baja Ángel y nos abre la puerta, y ya nos agarramos la cabeza”, recuerdan.

Tomi, el hincha de Unión, se llevó la camiseta de Ángel Di María. Foto: Infobae

Allí pasaron un momento inolvidable, en el que Tomi se llevó como recuerdo una camiseta de la Selección con el número de “Fideo”. Fernanda detalló que estuvieron mucho tiempo charlando con el autor del gol que le permitió gritar “campeón” a la Scaloneta en la Copa América y que Tomi pudo agradecerle: “Gracias por la Copa América”.

Todos estos momentos son como un sueño para cualquier hincha del fútbol, pero la suerte de Tomás no se termina acá porque en la previa al partido con Estonia, se acercaron al hotel donde concentraba la Selección y colgaron banderas que llamaron la atención: además de pedir un abrazo a Messi, se leía una segunda bandera que decía: “Ángel y Leo, soy Tomi. Necesito cumplir mi sueño. Son mi equipo ideal. ¿Me ayudan?”.

Ante esta situación, alguien salió del hotel y les dijo que la “Pulga” los esperaba adentro del hotel: todo quedó grabado y se escucha el particular pedido del hincha tantengue: “Venite a Unión”, le dice y también menciona a Newell’s tímidamente, mientras Lio lo abraza y le firma la camiseta.

Pero el sueño no termina acá: Fernanda y Tomás fueron a la cancha, donde con cinco goles de Messi, Argentina goleó a Estonia. Para coronar los momentos de emociones y alegría, el capitán de la Selección le mandó a Tomi a través de un integrante del cuerpo técnico la camiseta: las lágrimas de Tomi conmueven a todos.