Después de la gira con la Selección Argentina, y tras consagrarse campeones en la Finalissima, Lionel Messi, Ángel Di María y Giovanni Lo Celso volvieron a Rosario y trajeron junto a Rodrigo De Paul, antes de volar nuevamente a Europa para sumarse a sus respectivos equipos.

Después de la goleada ante Estonia en un jet privado sin escala, Messi y compañía volvieron a Rosario para pasar unos días en familia y descansar antes de volver a enfocarse en sus equipos y mentalizarse para el Mundial de Qatar.

La llegada de De Paul, fue una sorpresa para todos, pero según detalla Clarín, la actual pareja de Tini Stoessel minutos más tarde se tomó otro avión que lo llevó directo a Buenos Aires. Mientras que Antonela Roccuzzo, junto a sus hijos, espera por el capitán de la Scaloneta, un reencuentro muy esperado: así lo dejaron ver ambos en las redes sociales.