Santa Fe sigue lejos de la adhesión a las nuevas medidas por COVID-19 anunciadas a nivel nacional. El gobernador Omar Perotti ratificó este jueves que evaluarán todos los cambios que están sobre la mesa, pero advirtió a título personal: “Creo que todos tenemos que seguir con el barbijo”.

//Mirá también: “El barbijo para nosotros todavía es importante”, advierten en Santa Fe

“Las cosas afortunadamente van mejorando fruto de la vacunación, no del azar”, consideró el rafaelino sobre la situación sanitaria de la provincia. De esta manera planteó la necesidad de la mascarilla y el resto de los cuidados que se implementaron desde el año pasado para afrontar la pandemia de coronavirus.

El titular de la Casa Gris no descartó adherir a la decisión de que el uso de barbijo deje de ser obligatorio para circular en forma individual en la vía pública. No obstante, reiteró que esperan el decreto nacional y después consultarán a directores de hospitales y equipos médicos de Santa Fe, entre otras autoridades.

//Mirá también: Santa Fe aguarda decreto nacional para tomar nuevas medidas por COVID-19

“La Nación ha planteado un horizonte que vamos a analizar como hemos hecho siempre”, comentó Perotti en cuanto a la chances de hacer reformas a partir del sábado 2 de octubre. Entre esas posibilidades apoyó la de dejar de exigir mascarillas para deportes o actividades aeróbicas al aire libre.

En conferencia de prensa, el gobernador planteó que mantener las medidas de prevención contra el COVID-19 es fundamental para tener más habilitaciones. Luego puntualizó: “Tener el barbijo siempre con nosotros es un señal de que no bajamos la guardia, de cuidado propio y de terceros. Eso no lo tenemos que perder”.