Tal como sucede en todo el mundo, la cantidad de contagios de coronavirus tiene sus vaivenes. En San Juan, y luego de varios meses de que se registrasen pocos casos, empezaron a subir y esto mantiene en vilo a las autoridades provinciales. Desde Salud Pública vienen siguiendo con atención la circulación de la variable Delta.

En diálogo con radio AM1020, la ministra de Salud de San Juan, Alejandra Venerando, contó que “indudablemente estamos perdiendo las medidas de control que tanto venimos pregonando pero además tenemos la posibilidad de aprender de los 2 años de la situación vivida y tenemos que hacer el esfuerzo de mantener los controles. Entendemos que la gente está cansada, hay situación de hartazgo y esto no ha finalizado”.

En esa línea, la funcionaria recordó la campaña de vacunación que permitió alcanzar ya al 90% de la población, aunque subrayó que “queda el 10% de la población general” que no se ha vacunado, lo que se convierte en un potencial sector de riesgo al momento de contagiarse. “Estamos con todos los centros vacunatorios abiertos, hemos dado posibilidades y estrategias para vacunarse, hay gente que no cumplió con la primera y segunda dosis. Es una metodología muy importante y en este caso va más lento de lo que uno esperaba”, afirmó.

Con la mirada puesta en el pase sanitario que se habilitará a partir del 2 de enero, la ministra aclaró: “El objetivo es dar más protección a estas personas, además de los que tienen enfermedades graves. No va a disminuir el número de casos pero sí ofrecerá una disminución del impacto, de la internación y de posibilidades de quienes tienen más riesgo de muerte”. Además, sostuvo que hay un “hartazgo a nivel social” y que “la gente dejó de protegerse, de cuidarse y se traduce que van a haber más variantes de este virus y esto no va a llegar nunca a punto cero si no tomamos la responsabilidad que corresponde como ciudadanos”.

Sobre los eventos masivos, Venerando expresó: “Creo que estamos trabajando fuertemente en los cuidados y protocolos, pero este tipo de actividad organizada por el Gobierno está muy controlada pero hay otras que no están dentro de la ley y no controladas. Eso sí perjudica”. Además, agregó: “Depende de la situación sanitaria, hay que ser prudente pero estamos trabajando para que se cumpla con la mayor prudencia y control de todas las actividades”.

Por último, concluyó: “Tenemos que ir mirando de a poco y todo dependerá de la situación epidemiológica de la provincia. Claramente hay que ser muy responsable, criterioso a las circunstancias y variabilidad de la pandemia en la provincia. Seguro de la reunión surgirán otras recomendaciones más... estamos ante una variable de mucho contagio y estamos muy atentos a eso”.