Fue en San Juan. El chico falleció al tomar contacto con un cable con corriente que estaba colgando en la calle. 


Familiares, amigos y vecinos marcharon este martes para pedir justicia por Lautaro Bustos, el nene sanjuanino que falleció electrocutado hace nueve días. “Taro”, como lo llamaban, perdió la vida al tocar un cable con alta tensión que estaba colgando en la puerta del Club San Pedro, donde jugaba al fútbol. Con el dolor a flor de piel, sus seres queridos recorrieron las calles del Mogote, Chimbas, para pedir que se castigue a los responsables de la muerte del pequeño.

“Lucharemos siempre por él, para que con su fallecimiento se haga justicia. Lo repetiré siempre, alguien tiene que pagar. Haré todo lo posible para que se encuentre a un culpable, iré hasta el centro a marchar junto con todos los vecinos si es posible, porque esto no puede quedar así”, relató entre lágrimas Beatríz, abuela de Lautaro.

Emotiva marcha con velas pidiendo justicia.

La familia ya realizó una demanda penal y civil contra Energía San Juan porque creen que fueron los culpables de la tragedia. Los vecinos comentaron que en tres ocasiones llamaron por teléfono a la empresa que provee la luz para reclamar por el cable que estaba colgando en las afueras de la institución deportiva. Desde el Ente Provincial de la Electricidad le iniciaron un sumario a Energía San Juan para investigar si desde el organismo hubo incumplimientos a las normativas legales, contractuales y reglamentarias en torno a la muerte del chico.

“La plata no soluciona nada, no quiero dinero, porque no me va a devolver a Lautaro. Solo quiero verle la cara al que hizo todo esto, y quiero verlo preso, que sea juzgado porque me lo mató”, señaló la abuela a Tiempo de San Juan.






Comentarios