La semana pasada comenzó el operativo de testeos masivos en los mercados San Miguel y Cofruthos de la capital salteña con la idea de buscar personas con coronavirus asintomáticas. Hasta el momento, sólo el 1% de las personas testeadas dio positivo, según confirmó el gerente del Hospital Materno Infantil, Federico Mangione.

Mangione explicó que los testeos masivos o “pool test” permiten determinar la cantidad de positivos para conocer el comportamiento del virus en la población. “De esta manera tenemos un informe semanal para conocer el promedio de positivos. Así, cuando la prevalencia aumenta el gobierno debería tomar otro tipo de medidas, si se mantiene bajo, se puede liberar comercios y actividades”, detalló el profesional en InformateSalta. “Salimos a cazar el virus”, remarcó.

Los “pool tests” se realizan en lugares cerrados de mucha concurrencia de gente, y sobre un grupo de ocho personas. Si una da positivo se procede a aislar al resto por precaución y de esta manera se busca frenar el avance del COVID.19. “Tenemos poca cantidad de pacientes asintomáticos que hayan salido positivos. Del 100% del total de los testeos realizados, solamente menos del 1% se abrieron. Por ejemplo, en el mercado San Miguel solo encontramos una persona positiva de una población de 480. En distintos colegios solo tuvimos que abrir un pool en cada colegio y encontramos un solo positivo”, destacó.