Una mujer de 37 años fue llevada a juicio acusada de prostituir a su hija de 15 años. Finalmente, el juez de la Sala II del Tribunal de Juicio de Metán, Sebastián Fucho, la absolvió de manera lisa y llana.

Fue la asesora de Menores e Incapaces, María Susana Zenzano Poma, quien denunció a la mujer tras escuchar el testimonio de la menor de edad, que en el momento del relato tenía 15 años de edad. Además, la funcionaria prestó declaración en el juicio contra la acusada.

Durante los alegatos, la fiscal penal multifuero del municipio salteño de Joaquín V. González, María Celeste García Pisacic, retiró la acusación en contra de la mujer y solicitó al Tribunal interviniente, la absolución en beneficio de la duda, pero el magistrado decidió hacerlo en forma lisa y llana.

De la investigación se desprendió que en 2017, la acusada denunció que un hombre que hoy tiene 59 años abusó de su hija desde los 13 hasta los 15 años. Este sujeto, Jorge Bejarano, la había amenazado con que “la haría meter presa”. En el marco de la causa contra este hombre, la víctima declaró tres veces en Cámara Gesell. La primera vez había acusado a su madre de prostituirla pero luego de escapar de Bejarano contó a la asesora de menores e incapaces, María Susana Zenzano Poma, y a la jueza mulitifueros Patricia Rahmer, que el hombre la había obligado a declarar contra su madre e incluso la había preparado con un abogado.