Desde el 9 de abril y hasta fin de mes están prohibidas las reuniones sociales de más de 10 personas, sin embargo una gran cantidad de personas hacen caso omiso a la restricción y participan de fiestas clandestinas, que además son una constante desde hace meses, también uno de los principales focos de contagio.

En una entrevista con CNN Salta, el ministro de Seguridad de la provincia, Juan Manuel Pulleiro, advirtió que las fiestas clandestinas incrementaron en el transcurso del 2021. “En lo que va del año llevados 326, 100 en el mes de abril, y 20 durante el último fin de semana”, explicó y enfatizó: “el promedio es de 20 y 30 fiestas detectadas por fin de semana”.

La mayoría se registra en Tartagal, Orán y Capital, los departamentos con mayor registro diario de contagios de COVID-19. La situación preocupa y desde la cartera de Seguridad analizar tomar medidas más severas para los infractores de las medidas sanitarias.

Además, hay que tener en cuenta que las nuevas restricciones obligan a los locales gastronómicos a cerrar sus puertas antes de la medianoche, y sin embargo, de manera paralela y hasta altas horas de la madrugada se realizan fiestas clandestinas con alta concurrencia.

No hemos tenido éxito con la campaña de concientización de la gente. Es por eso que mantuve una reunión con el COE y funcionarios del Gobierno para ver mecanismos y mejorar el cobro de infracciones, que han sido ineficientes”, opinó el funcionario.