Empresarios del sector sostienen que la ordenanza es inconstitucional.


Fue mucho el revuelo generado luego de que el pasado miércoles el Intendente Gustavo Sáenz firmara una ordenanza con el objetivo de prohibir la pirotecnia sonora en la ciudad de Salta, y hasta ayer las reacciones eran casi todas positivas, sin embargo, hoy pudo conocerse la reacción de los empresarios del sector, a quienes la medida afectaría económicamente.

La reacción, como es de esperarse, no fue positiva por parte del sector de la pirotecnia, al punto que Alejandro Paolini, vocero de la empresa Cienfuegos, que forma parte de la Cámara de Fuegos Artificiales, le dijo al Tribuno que en el día de hoy enviarán una carta documento al municipio exigiendo que se de marcha atrás con la medida.

“Nosotros estuvimos el año pasado en un plenario en Salta por un proyecto del concejal Castillo. Y ahí quedó claro que al haber vigente una ley nacional, que es la 20.429, que establece que todos los productos A11 y B3 son de venta y uso libre en todo el territorio nacional y que en función de esto ninguna ordenanza municipal tiene potestad de anularlo”, Agregó Paolini.

Así mismo, desde el sector agregaron que, al haber una norma nacional, el municipio no puede pasar por encima, y que existe jurisprudencia en que la Corte Suprema de Buenos Aires dio vuelta una ordenanza del municipio General Alvarado, y similares casos que ocurrieron en Santa Rosa (La Pampa), Bahía Blanca y San Pedro (Buenos Aires).

Secuestro de pirotecnia

Por último, Paolini expresó que una prohibición generaría un mercado negro en el rubro, y manifestó su preocupación aduciendo que en el mercado ilegal suele trabajarse con pólvora blanca, que es inestable y no tiene regulación de ANMac.


En esta nota:

Otras Salta Pirotecnia




Comentarios