El Intendente firmó hoy la ordenanza para prohibir el uso y comercialización de fuegos artificiales que producen ruido.


Hace unos días, el Intendente Gustavo Sáenz había lanzado en Twitter una consulta, anunciando que tenía la intención de enviar al Concejo Deliberante un proyecto para prohibir la pirotecnia sonora en la ciudad de Salta; luego de recibir cientos de respuestas, hoy finalmente firmó la ordenanza, que rige desde hoy.

Al encontrarse en receso el Concejo Deliberante, la norma entra en vigencia a partir de la firma del Intendente, aunque el órgano cuenta con 30 días para ratificar o desestimar la misma.

La norma establece que “queda prohibido el uso y la venta de todo tipo de pirotecnia sonora; prevé también mayor control, que dichos artefactos solo pueden comercializarse en los locales permanentes que funcionan durante todo el año, quedando prohibido aquellos transitorios; que se incremente el monto de las multas para desalentar el incumplimiento”. Además, la Municipalidad pondrá a disposición una línea telefónica y una página web para que los vecinos puedan denunciar a quienes infrinjan la norma.

Desde la Municipalidad expresaron también que “esta regulación no pretende prohibir la actividad, sino regular su uso a fin de no menoscabar derechos de terceros, animales y del ambiente, con basamentos de la Organización Mundial de la Salud y numerosos estudios médicos y veterinarios de prestigiosas instituciones con trayectoria reconocida. Según la OMS, los sonidos emitidos por los fuegos artificiales provocan daños al oído, instando a los gobiernos locales a dictar leyes estrictas al respecto, alertando sobre los prejuicios, muchas veces irreversibles”.






Comentarios