La infancia de Gerardo Rozín en Rosario y su amistad con Roberto Fontanarrosa y Osvaldo Bazán

Gerardo Rozín sigue en estado delicado
Gerardo Rozín sigue en estado delicado Foto: Planeta Urbano

El conductor televisivo, murió el sábado por la noche, repasamos los inicios de su carrera y el fuerte vínculo con la ciudad.

“Yo soy rosarino, soy judío, soy de Central, soy periodista y productor”, dijo alguna vez Gerardo Rozín a modo de presentación y dejando en claro que nunca perdió su vínculo con la ciudad en la que nació. En Rosario pasó su infancia, adolescencia y juventud, compartiendo momentos y formándose con otros dos ilustres de la cuna de la bandera: Osvaldo Bazán y Roberto Fontanarrosa.

Su delicado estado de salud hizo que su partida se adelantara y el sábado se confirmó su muerte, los mensajes de dolor plagado de anécdotas y risas inundaron las redes sociales. Entre los que expresaron su dolor se destacan Pablo Javkin, intendente de Rosario y amigo del conductor; Fito Páez y Soledad Pastorutti.

La vida de Gerardo Rozín en su amado Rosario

“Cuando digo ‘soy rosarino’, digo nací en el lugar que más me gusta de todo el mundo, y viajo inevitablemente a la calle 9 de Julio 1669, séptimo piso, a la casa de mi infancia”, había declarado Rozín el año pasado, en su participación en el ciclo “Cómo llegué Hasta Aquí”.

Gerardo Rozín y Reynaldo Sietecase, dos fanáticos de Rosario Central
Gerardo Rozín y Reynaldo Sietecase, dos fanáticos de Rosario Central Foto: Archivo

El conductor nació en el Hospital Británico de Rosario, a pocas cuadras del departamento de clase media en el que se crió. Hizo la primaria en el colegio Mariano Moreno, y con aquellos compañeros todavía se encuentra cada tanto. Hijo de padres separados, se crió con su mamá, a la que dijo haber visto trabajar de todo para que no les faltara nada.

Siempre fue muy lector, era fanático de la revista Humor desde los 12 años, le gustaba la política y las maestras le decían que escribía bien. Cuando comenzó el secundario en la Escuela Superior de Comercio, y en primer año junto a dos compañeros hicieron una investigación que terminó con una lista de desaparecidos que se terminó aportando a la comisión que luego escribió el Nunca Más.

Gerardo Rozín mantiene una larga relación de amistad con el intendente rosarino, Pablo Javkin
Gerardo Rozín mantiene una larga relación de amistad con el intendente rosarino, Pablo Javkin Foto: Archivo

Si bien dijo haber aprendido mucho de Gustavo Yankelevich, Nicolás Repetto, Raúl Becerra, Daniel Hadad y Juan Carlos Mareco (a quien nunca conoció personalmente), siempre reconoció el peso que tuvieron dos rosarinos, como Osvaldo Bazán y Roberto Fontanarrosa en su carrera.

El primero le enseñó a hacer textos de publicidad con los que ganó sus primeros sueldos. Con el segundo compartió grandes momentos en el mítico bar El Cairo de Rosario. “Fui bendecido también (en mis términos no religiosos) por el talento, el cariño, el amor, la amistad y la mirada de Roberto Fontanarrosa. Tuve esa suerte, compartí esos ámbitos”, contó.