La Peña de morfi tuvo un programa especial por el positivo de coronavirus del esposo de la co-conductora.


Este domingo, se dio una situación especial en el programa La peña de morfi, ya que Jésica Cirio no pudo formar parte en la emisión de Telefe porque su marido Martín Insaurralde dio positivo de coronavirus. Por lo que el conductor Gerardo Rozín inició dedicándole unas palabras a su compañera y la situación general que les hace vivir el Covid-19.

“Hoy el programa arranca diferente, sin su co-conductora”, dijo Rozín y agregó: “Si no hubiese protocolo, no me sacaban de mi casa (…) todos acá saben que soy muy hipocondríaco”. Luego, se emocionó al leer los mensajes de apoyo en las redes sociales, que le marcaban que “todo va estar bien”.

Gerardo explicó que principal razón de su emoción por los buenos deseos de miles de personas. “Me emociona leer eso porque es la cosecha de lo que hacemos desde hace tanto tiempo acá brindando canciones, recetas, para que pasen el domingo en familia”.

“En Santa Fe se vive distinto, hay reuniones, y yo extraño mucho ir a esos encuentros, pero voy a usar este espacio, porque siento que es bueno estar al aire para sacarle dudas a la gente”, dijo cuando recordó su Rosario natal, ante de charlar con el Dr. Jorge Tartaglione.

La Peña de morfi.

También hubo tiempo para tener una charla en vivo con Cirio y que contara cómo sigue la salud de su esposa, quien es el intendente del municipio bonaerense de Lomas de Zamora. “Es paciente de riesgo porque es asmático crónico y tiene insuficiencia renal, pero está bien, triste, muy asustado, pero con mucha fuerza, con la contención de todos nosotros y de los médicos. Él siguió trabajando igual porque también es su deber, aunque yo me preguntaba por qué lo hacía, y ahora me pregunto por qué le tocó a él y no a mí”.




Comentarios