Mientras el impacto económico de las últimas restricciones sanitarias aún está por verse, este lunes se registró la mayor suba en la facturación en Rosario desde principios de 2019. Según datos oficiales, en febrero hubo un aumento interanual de 7,8 por ciento a nivel local.

//Mirá también: Volvió a caer la actividad económica en Rosario según el Municipio

Los números de la Municipalidad reflejan que la actividad sumó su tercer mes consecutivo en alza. El repunte comenzó en diciembre pasado un incremento de apenas 0,44 por ciento en relación al mismo período del año anterior y cortó una racha negativa de 12 meses.

En enero, la diferencia positiva se acentuó con una suba interanual de 3,94%. Esa cifra era la más alta reportada hasta entonces en el Indicador Mensual de Facturación que elabora el Centro de Información Económica (CIE). En el mes siguiente, las ventas aumentaron 2 por ciento y el acumulado del primer bimestre representa una mejora de 5,8% en relación a 2019.

//Mirá también: La facturación en Rosario retrocedió 10,6 por ciento en un año

A la hora de analizar la situación de diferentes sectores con locales habilitados en Rosario, el CIE informó que la industria manufacturera fue la principal beneficiada con una suba del 30% en la comparación con febrero del año anterior. La construcción sufrió una caída de más del 16 por ciento, mientras que el comercio tuvo un alza del 11,28% y los servicios privados facturaron casi un 6 por ciento menos.

El análisis incluyendo los datos de enero arroja cifras similares para todos los rubros, salvo por una baja menor en el caso de la ejecución de obras. Asimismo, el movimiento de los negocios de la ciudad representa el 43% de las ventas registradas en el período en cuestión.