La apertura del encuentro nacional de jueces federales en Rosario dio paso este jueves a una fuerte advertencia de Horacio Rosatti sobre el narcotráfico. “Estamos frente a la posibilidad de la instalación del miedo en esta y otras ciudades”, aseguró el presidente de la Corte Suprema de la Nación.

En línea con la denuncia del “terrorismo de mafias” a nivel local que lanzó el intendente Pablo Javkin, el santafesino señaló que el accionar del crimen organizado para intimidar a la población “ha recrudecido en las últimas horas” debido a la convocatoria en la Facultad de Derecho. Segundos antes reclamó protección para magistrados provinciales, federales, fiscales y sus familias.

La cárcel no debe controlar a la calle, sino al revés”, afirmó Rosatti sobre la operación de las estructuras delictivas complejas. Por otro lado, sostuvo que además del seguimiento territorial de las bandas debe avanzarse en el “camino económico, financiero y contable” de esas actividades ilegales.

El presidente del máximo tribunal nacional aseveró que “no hay neutralidad posible” frente al narcotráfico en Argentina. En cuanto a la situación actual, señaló que “es tramposo reducir este fenómeno a una lucha tribal entre clanes”.

“Quien crea que la sociedad está al margen de este fenómeno y sólo debe esperar como mera espectadora de una batalla ajena donde unos eliminan a los otros, lo que está haciendo es pavimentar el camino que lo va a convertir en una víctima del flagelo”, sentenció el santafesino.

“La gente común quiere saber de qué lado está cada uno”

En la primera parte de su discurso, Rosatti hizo hincapié en la necesidad de cubrir vacantes en la Justicia federal. Sobre esta cuestión disparó por elevación hacia el Poder Legislativo, ya que comentó: “La declamación va por un lado, la realidad va por otro”.

La gente común quiere saber de qué lado está cada uno. Funcionarios públicos y organizaciones sociales estamos del lado de la ley, de la defensa de las instituciones, la cultura del trabajo lícito, la inclusión y la convivencia pacífica”, afirmó el presidente de la Corte Suprema. Luego se distanció de “quienes aparentan estar” en el mismo lugar y “por acción u omisión están del otro lado”.

Rosatti recordó que la provincia de Santa Fe llegó a tener un 50 % de cargos vacantes en el fuero federal. A partir de ese antecedente y las demoras en el Congreso, afirmó “Hay que tener vocación política para combatir este flagelo, estoy hablando de acciones y hechos concretos”.